Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

AEROLÍNEAS

Ryanair cobrará 17,4 millones en ayudas públicas sin dar una fecha para abrir su base de operaciones

El acuerdo, por cinco años, desmonta la tesis de que la implantación se condicionaba al sistema antiniebla del aeropuertoLa compañía tampoco se compromete a estrenar más vuelos a lo largo del periodo.

La compañía de vuelos baratos Ryanair cobrará 17,4 millones de euros de subvenciones durante cinco años sin comprometer siquiera una fecha para su base de operaciones ni nuevas rutas en el aeropuerto de Zaragoza. Así se recoge en el acuerdo, redactado por la aerolínea y aprobado por la sociedad promotora del aeropuerto, en el que Ryanair solo se compromete a mantener las ocho rutas ya conocidas y a "realizar los mejores esfuerzos para mantener" un tráfico anual de no menos de 270.000 viajeros.

El memorando, al que ha tenido acceso este diario, se firmará en los próximos días entre el director de Operaciones de la aerolínea, Michael Cawley, y el presidente de la promotora y director general de Transportes de la DGA, Simón Casas. No aporta nada nuevo a la oferta existente y desmonta la tesis oficial mantenida por la promotora del aeropuerto. Sus responsables achacaban el retraso en la apertura de la base a la exigencia de Ryanair de que el aeropuerto contara con el sistema avanzado de ayuda al aterrizaje con nula visibilidad (ILS categoría III en sus siglas en inglés). Este equipo estará listo en 2012, pero el acuerdo se alarga hasta 2014.

Plena libertad para la aerolínea

El memorando, de nueve folios, deja muy claro el compromiso económico que deberán asumir los socios de la promotora, el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento, y la plena libertad que tendrá Ryanair. Es más, supone un jarro de agua fría a las aspiraciones de la ciudad, ya que la base de operaciones dependerá única y exclusivamente de la compañía: se compromete a instalarla, pero sin concretar fecha y, en cualquier caso, limitada a un solo avión que se ampliaría a un segundo en caso de que la demanda lo requiriese.

Los términos del acuerdo, aprobados por el promotora del aeropuerto el pasado 27 de abril, no dejan lugar a la duda sobre este respecto. "Sobre la base de la satisfacción continuada de Ryanair con los resultados de esas rutas, y siempre que se satisfagan todos los requisitos operativos y físicos, incluyendo, aunque no únicamente, el ILS categoría III, Ryanair confirma su intención de establecer una base de operaciones en el aeropuerto de Zaragoza, consistente en una aeronave con la posibilidad de una segunda aeronave en la medida en que se den las condiciones de mercado apropiadas".

La aerolínea irlandesa también garantiza por escrito que, en el caso de abrir la base, incrementará el volumen de pasajeros de 270.000 a 600.000 en un periodo de cinco años. Esto supondría duplicar el número de vuelos actuales (Londres, Bruselas, Milán, Roma, Alicante y los nuevos de París, Málaga y Düsseldorf), cuya explotación podría variar si se dan "causas de fuerza mayor".

La compañía cobrará la subvención pública mediante inserciones publicitarias en su página web a través de una empresa intermediaria, Airport Marketing Services. Y se subraya que su portal es una "oportunidad única" de llegar a millones de viajeros potenciales.

Su explotación arroja resultados muy irregulares, aunque solo en una ruta, la de Alicante, la ocupación media de los aviones está por debajo de la mitad del avión. El resto oscila entre el 77,91% de ocupación que logra el enlace de Londres y el 59,90% del de Roma.

El pacto garantiza la permanencia de la aerolínea de vuelos baratos durante cinco años a contar desde el día de la firma, que será oficial el 1 de junio según consta en el documento aprobado por el consejo de administración de la sociedad promotora. Este año se pagará en torno a tres millones de euros (3.002.178), que se elevarán en 2011 y en los posteriores ejercicios a 3,6 millones (3.604.120), según la tarifa vigente.

Acuerdo bajo secreto

Ambas partes se comprometen a mantener los términos del acuerdo bajo secreto "a menos que sea solicitado por la ley, conforme a una orden administrativa o judicial o en el marco de un procedimiento legal".

Por si hubiera lugar a la duda, varias fuentes del consejo de administración de la promotora del aeropuerto reconocieron que Ryanair "no está obligado a nada nuevo" y ni siquiera se fijan penalizaciones en caso de incumplimiento por parte de la empresa. "La verdad es que no se compromete a abrir la base de operaciones. Se lava las manos", añadieron.

Etiquetas