Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

PP/ARAGÓN

Rudi entra en el cuerpo a cuerpo con Iglesias y le achaca lagunas para solucionar los problemas

El presidente aragonés, que critica la falta de renovación en el PP, insiste en acusar a los populares de defender el trasvase a Levante.

La presidenta del PP aragonés, Luisa Fernanda Rudi
Rudi entra en el cuerpo a cuerpo con Iglesias y le achaca lagunas para solucionar los problemas
JOSÉ MIGUEL MARCO

La política hídrica volvió a protagonizar ayer un cruce de declaraciones entre los líderes de PSOE y PP. Mientras el presidente de la comunidad, Marcelino Iglesias, insistió en atacar nuevamente a sus rivales por la enconada defensa de los trasvases que se practica desde la Comunidad Valenciana y Murcia, la presidenta del PP autonómico, Luisa Fernanda Rudi, le reclamó más atención a los "verdaderos problemas de los aragoneses".

Marcelino Iglesias volvió a hablar de trasvases en Teruel, donde fue preguntado por las declaraciones del portavoz parlamentario del PP, Eloy Suárez. Iglesias, en una entrevista de este periódico, había afirmado el domingo que los populares no pueden llegar a un pacto de gobierno con el PAR por su política hídrica. Al día siguiente, Suárez le recordó su antiguo pasado trasvasista, cuando respaldó el plan Borrell, y la recaída más reciente en ese tipo de actuaciones, cuando aceptó sin rechistar el trasvase a Barcelona arreglado a sus espaldas por Rodríguez Zapatero y Montilla.

Ayer, Iglesias insisitió en que "la Comunidad Valenciana y Murcia, cada vez que se reúnen, reivindican el derogado trasvase del Ebro, el PP sigue manteniendo la vieja política de los trasvases, le pese a quien le pese". El jefe del Ejecutivo aragonés dijo que "si se ven las referencias de la reunión que se producirá hoy (por ayer), reclamarán otra vez el trasvase del Ebro". "Nosotros estamos en contra y afortunadamente ha habido un gobierno que ha derogado esa ley, pero es verdad que el PP sigue reivindicando el trasvase del Ebro y por tanto debemos estar alerta desde Aragón", añadió.

En efecto, los presidentes de Valencia y Murcia, Camps Y Valcárcel, tuvieron ayer un encuentro en el que reclamaron la permanencia del actual trasvase Tajo-Segura y en el que lamentaron la derogación del proyecto de macrotransferencia del Ebro.

Por su parte, Luisa Fernanda Rudi, que mantuvo un encuentro con agentes sociales en Zaragoza, también se refirió a la entrevista de HERALDO. Preguntada por la opinión de Iglesias de que mientras el PP no varíe su política sobre agua le será "imposible" pactar con el PAR, señaló que lo que le "hubiera gustado leer" son "las propuestas de futuro de Iglesias para Aragón y para solucionar los problemas de los aragoneses". "Como ahí tiene una gran laguna, no puede contestarlas", agregó.

El Estatuto como base

Rudi precisó que la política hidráulica del PP está recogida en su ponencia regional y en el programa electoral del partido para las elecciones legislativas de marzo de 2008, que "es coincidente con lo que dice el Estatuto de Autonomía de Aragón".

La presidenta de los populares, según informó Europa Press, se remitió a la principal ley aragonesa como base de su política. El Estatuto rechaza los trasvases de agua de los ríos que discurran por Aragón y que perjudiquen al medio ambiente, exige que se reconozca la reserva estratégica de 6.550 hectómetros cúbicos y defiende la construcción de las obras hidráulicas que necesita la comunidad y que se acordaron en el Pacto del Agua.

Rudi también defendió el contenido del programa electoral con el que los populares concurrieron a las últimas elecciones generales, celebradas en marzo de 2008. La ponencia sobre Desarrollo Sostenible, aprobada en el congreso regional, hace hincapié en la defensa de las obras del Pacto del Agua.

El apartado 48 de esa ponencia indica que la política hidráulica del PP aragonés se fundamenta en los criterios de unidad de cuenca, sostenibilidad medioambiental, prioridad de uso del agua en la propia cuenca y la garantía de las necesidades presentes y futuras y solidaridad interterritorial. También menciona la reserva estratégica de 6.550 hectómetros.

El programa electoral nacional con el que el PP concurrió a las elecciones de marzo de 2008 alude a la escasez de agua "en muchas zonas de España", lo que produce "efectos negativos" sobre el crecimiento económico, la calidad de vida y el medio ambiente. Defiende que la solución "pasa por no descartar ninguna actuación o tecnología y emplear cada una donde sea más apropiado, desde el punto de vista de la eficacia, la racionalidad económica y la sostenibilidad".

Etiquetas