Aragón
Suscríbete

POCA RESERVA DE AGUA

Riegos del Alto Aragón afronta con pesimismo el inicio del año agrícola

El presidente de esta comunidad de regantes, César Trillo, ha reconocido que dada la situación de los embalses tendrá que llover y nevar "muchísimo" ya que de lo contrario será una campaña con "cupos severos".

La Comunidad General de Riegos del Alto Aragón ha acordado finalizar la campaña de riego el próximo 14 de octubre, a la espera de unas ansiadas lluvias de otoño que les permitan afrontar el futuro con ilusión en lugar del "pesimismo total" con el que van a empezar el año agrícola.

Así lo ha señalado el presidente de esta comunidad de regantes, César Trillo, quien ha reconocido que dada la situación de los embalses tendrá que llover y nevar "muchísimo" ya que de lo contrario será una campaña con "cupos severos".

Hasta el cierre definitivo de la campaña de riegos no se conocerá la reserva de agua exacta que, de seguir la actual sequía estival, será únicamente para abastecimiento de boca.

Una vez finalice la campaña se acometerá la limpieza y reparación de averías y fugas en varios puntos de los canales principales para evitar problemas el próximo año, informan fuentes de los regantes.

Los agricultores advierten de la necesidad de que todos los depósitos de reserva de los abastecimientos a poblaciones, granjas e industrias queden llenos en los días fijados dado que no se puede garantizar la reposición del servicio fuera del calendario fijado.

Fuera de la campaña de riego, el abastecimiento de agua se hará los días 15 y 16 de octubre; 12 y 13 de noviembre; 10 y 11 de diciembre; 7, 8, 28 y 29 de enero y 25 y 26 de febrero de 2012.

Hasta el cierre de la misma se mantendrá el actual nivel de reducción de suministro del 60 por ciento sobre el pedido medio, implantado a mediados del mes de agosto como medida que ha permitido llegar a final de campaña pese a las nulas precipitaciones y baja aportaciones de los ríos.

Trillo ha asegurado que aunque se ha podido llegar al final de la campaña, en este sistema ha habido "problemas y muchos" y se han visto afectadas sobre todo las cosechas de alfalfa, que se han sacrificado para salvar los cultivos de maíz y arroz en los que el agua es indispensable.

La escasez de agua no se hubiera producido si la cuenca hubiera contado con los necesarios sistemas de embalse, ya que en otoño e invierno se produjeron precipitaciones abundantes que obligaron a verter agua al río porque "no había donde almacenarla", ha lamentado Trillo.

Sin embargo, los pantanos que permitirían solventar la situación siguen sin terminar como San Salvador, o sin empezar como el recrecimiento de Yesa, Biscarrués o Almudévar.

El presidente de la Comunidad de Riegos del Alto Aragón ha asegurado que en los sistemas que tienen los ríos regulados no han tenido problemas en la campaña de riegos y haber contado con ellos en Aragón hubiera permitido a los agricultores afrontar el nuevo año agrícola con "ilusión y optimismo" y ahora "o llueve o se va a quedar todo a cero".

Las anteriores sequías a las que se enfrentaron los agricultores fueron las de los años 2006 y 2005, fecha en la que se contabilizaron pérdidas por valor de cien millones de euros.

Etiquetas