Aragón
Suscríbete

MEDIO AMBIENTE

Reservados suelos en Ejulve y Caspe para enterrar CO2

"No es una propuesta en firme, son hipotéticas localizaciones de un estudio geológico", aseguran fuentes del Gobierno aragonés

De los once emplazamientos que el Estado ha reservado en toda España para poder ubicar en el futuro sumideros de dióxido de carbono, dos están situados en Aragón, concretamente en Ejulve (Teruel) y en La Tumba, un paraje de la localidad zaragozana de Caspe, según publicó ayer "El País".

Fuentes del Gobierno de Aragón aseguraron que "no es una propuesta en firme: son hipotéticas localizaciones de un estudio geológico". No obstante, según la información citada, dichos emplazamientos los ha buscado la Fundación para Estudios sobre la Energía por encargo de la Dirección General de Política Energética y Minas que depende del Ministerio de Industria.

"El Ministerio de Medio Ambiente también es parte implicada y no hay ninguna decisión tomada al respecto", subrayaron desde la DGA. Las mismas fuentes recordaron que "el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, en campaña en las anteriores elecciones autonómicas, ya habló de la posibilidad de poder almacenar las emisiones de dióxido de carbono en minas abandonadas". Aragón y cada Comunidad Autónoma española tiene marcado un límite de emisiones que puede lanzar a la atmósfera : "Con lo que arroja la central térmica de Andorra, ya tenemos cubierto ese cupo, con lo que es necesario empezar a buscar soluciones", explicaron desde el Gobierno de Aragón.

Sin embargo, insistieron en que antes de poner en funcionamiento estos sumideros, que "por ahora son solo propuestas", será necesario realizar muchos estudios más para asegurar la perfecta estanqueidad de los emplazamientos elegidos, que sean herméticos así como garantizar su capacidad mínima de 100 millones de toneladas. Al parecer, estas condiciones es difícil encontrarlas por debajo de los mil metros de profundidad y por eso, los geólogos no buscan sólo ubicaciones terrestres sino también en el mar.

Por si acaso, el Ministerio de Industria ha reservado ya estos once emplazamientos para evitar su comercialización. Junto a los suelos de Ejulve en Teruel y Caspe en Zaragoza, el resto de sumideros se sitúa en Guardo (Palencia), Colmenar Viejo (Madrid), Tomelloso (Ciudad Real), La Murada (Alicante), frente a Mundaka (Vizcaya), Suances (Cantabria), Llanes (Asturias), Buelna (Asturias) y la Bahía de Huelva.

Los ecologistas consideran que la creación de dichos sumideros repartidos por la geografía nacional, no es la solución que, a su juicio, pasa necesariamente por ir reduciendo las emisiones de dióxido de carbono como marca el Protocolo de Kioto. Si al final se opta por esta medida, estiman que supondrá dar vía libre a las empresas para seguir contaminando y acelerando los problemas derivados del cambio climático.

Etiquetas