Aragón

TRENES

Renfe adapta los horarios de la lanzadera de Calatayud para ajustarse al fin a la demanda

Permitirá llegar a trabajar a los funcionarios al punto de la mañana.

Ha costado más de un año, pero finalmente Renfe modificará los horarios de la lanzadera de alta velocidad entre Zaragoza y Calatayud para ajustarse a la demanda. A partir del 14 de octubre, las decenas de funcionarios y estudiantes que se desplazan todos los días laborables entre ambas ciudades podrán hacerlo al punto de la mañana en tren para llegar a tiempo a sus puestos de trabajo y de estudio.

 

Ha hecho falta que la compañía elimine los servicios Avant de Huesca para mejorar los de Calatayud, que tenían muchos peores horarios porque solo hay un convoy asignado a cubrir ambos trayectos y se decidió primar el oscense. Con los abonos vigentes, de hasta 50 viajes, se puede viajar por 4,7 euros.

 

Con los nuevos horarios, que Renfe aún no ha hecho públicos, la lanzadera de alta velocidad saldrá de la estación de Delicias a las 6.45 para llegar a la de Calatayud a las 7.15. Dará tiempo suficiente para que los trabajadores de Justicia, de los centros escolares o del hospital Ernest Lluch se incorporen sin problemas. El convoy llegará relativamente pronto para salir a las 7.35 y llegara a las 8.05 a Zaragoza.

 

También se ha modificado el segundo de los trayectos diarios para intentar que las personas que acaben su jornada puedan volver en una franja horaria competitiva. Así, el Avant partirá de nuevo de la intermodal a las 15.00 para regresar de nuevo a las 16.00. El tercer servicio diario, con salida en la intermodal a las 20.05 y regreso a las 20.45 se mantiene invariable. Como ahora, en todos los casos se empleará media hora en cubrir el trayecto.

 

La compañía está convencida de que con estos horarios la lanzadera será ahora una alternativa competitiva a la carretera y podrá captar un considerable número de clientes. Eso sí, la posibilidad de reforzar el servicio, nada por el momento.

 

La ocupación apenas llega al 8% de media desde que se estrenó la lanzadera en abril de 2008. Renfe adujo que había probado todo tipo de horarios sin éxito en este corredor, aunque la realidad demuestra que existe una demanda real de movilidad entre Zaragoza y Calatayud: la empresa Automóviles Zaragoza mantiene cuatro autobuses exclusivamente para funcionarios en este trayecto, que emplean el doble de tiempo en llegar a su destino. El problema es que los trenes Avant no podrán plantar cara al transporte por carretera, dado que salen de Zaragoza a las 9.00, 13.00 y 20.05 y de Calatayud, a las 10.35, 13.40 y 20.45.

Etiquetas