Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

AGUA

Regantes alicantinos planean vender agua a Danone mientras reclaman el trasvase para la agricultura

Desde el PSOE tildan la medida de "escándalo nacional" ya que "no se puede llorar y pedir un trasvase de agua, y al mismo tiempo permitir que los regantes vendan el agua que les sobra a precio de gasolina".

La Comunidad de Regantes de la localidad alicantina de Villena venderá anualmente 0,2 hectómetros cúbicos de agua procedentes de sus acuíferos al Grupo Danone, a cambio de 240.000 euros, según ha informado el presidente de esta entidad de regadíos, Andrés Martínez.

Este volumen inicial de agua, 200 millones de litros anuales, podría ampliarse hasta los 0,7 hectómetros cúbicos, en función del volumen hídrico acumulado en los acuíferos y en las necesidades de regadío de los usuarios de esta comunidad.

Esta venta de agua se produce en una provincia con un estructural déficit de recursos hídricos y que ha reclamado transferencias de agua para la agricultura, que políticamente materializaron el pasado lunes unos 300 alcaldes (la mayoría del PP) de la Comunitat Valenciana, Murcia y Almería, con el respaldo de la Generalitat y el Gobierno murciano, al constituirse en una plataforma para reivindicar al Gobierno central los sobrantes de agua del Ebro.

La venta de estos 200.000 metros cúbicos, que representa el dos por ciento del total de recursos existentes -20 hectómetros cúbicos-, supondrá, sin embargo, dejar sin regar alrededor de 200 hectáreas, según ha explicado Martínez.

Asimismo, ha asegurado que, a pesar de la venta de agua, esta operación permitirá ahorrar alrededor de 500.000 metros cúbicos, al dejar de regar la citada extensión agrícola.

"Preferimos cortarnos un dedo que no una mano", ha apuntado el responsable de esta entidad de regantes, en alusión a las dificultades que presenta dar riego a la totalidad de las 4.400 hectáreas de cultivo de esta zona alicantina y a los beneficios económicos que conllevará la venta de agua.

Además de la adquisición de los 200.000 metros cúbicos anuales, el Grupo Danone construirá una planta envasadora en la ciudad de Villena.

De hecho, responsables de las firmas Aguas Font Vella y Lanjarón S.A., ambas de Danone, presentaron este proyecto el pasado día 5 de mayo a alcaldesa de Villena, Celia Lledó.

En opinión de ésta, "existe mucho interés por parte del gobierno local en la implantación de esta nueva planta envasadora", pues, a su juicio, "supondrá aumentar la diversidad y la riqueza industrial de la zona y creará nuevos puestos de trabajo".

 

El PSOE lo tilda de "escándalo"

 

La diputada socialista en el Congreso por Alicante Juana Serna ha tildado de "escándalo nacional" este acuerdo. "El escándalo le ha quitado la careta al presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps", ha añadido Serna, quien ha manifestado que "no se puede llorar y pedir un trasvase de agua, y al mismo tiempo permitir que los regantes vendan el agua que les sobra a precio de gasolina".

Serna ha instado a Camps a que extrapole "su aprobación" a esta venta de agua con las desalinizadoras de Alicante II y Torrevieja, pendientes, según ha dicho, del permiso autonómico.

"El agua desalada es para siempre y se consigue de forma autónoma, pacífica y sin guerras sociales", ha apuntado la diputada alicantina.

Además, ha solicitado a Camps que tenga "honestidad política para reconocer y decir" que en el año 2009, merced al Programa Agua que impulsa el Gobierno central, "la Comunitat dispondrá el doble del agua de la que tendríamos con el trasvase del Ebro".

Etiquetas