Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

PARTIDO POPULAR

Rajoy: "El presidente Iglesias se fue y el ciclo político se acabó en Aragón"

El líder del PP clausura la intermunicipal en Zaragoza junto a los principales dirigentes del partido y asegura que, con Rudi, la Comunidad tendrá "más peso en España".

De izquierda a derecha, Suárez, Barberá, Ruiz-Gallardón, Mato, Rudi, Rajoy, Cospedal, Arenas y González Pons, ayer en Zaragoza.
Rajoy: "El presidente Iglesias se fue y el ciclo político se acabó en Aragón"
ESTHER CASAS

El discurso del PP aragonés en los últimos tiempos se vio ayer refrendado por el propio Mariano Rajoy. El líder del PP proclamó en la clausura de la intermunicipal del partido celebrada en Zaragoza que el presidente Marcelino Iglesias "se fue" y "el ciclo político actual se acabó en Aragón", una idea que repite la presidenta del PP de Aragón, Luisa Fernanda Rudi. Convertido en la gran estrella de la convención, Rajoy añadió que Iglesias, como secretario de Organización del PSOE, tiene "la desagradable función de defender la política de Zapatero".

"Aquí está la alternativa que va a protagonizar el cambio político en Aragón", dijo el presidente de los populares en referencia a los candidatos presentes, encabezados por Rudi. "Luisa Fernanda tiene competencia, experiencia, coraje y sentido común", destacó. Aseguró que "Aragón nos importa, nos lo tomamos en serio. Está llamado a ser muy importante en el futuro, por su situación, por su historia, debe ayudar mucho al resto de España".

"Aragón tiene que tener más peso político en España y lo tendrá con Rudi", dijo Rajoy, conectando así con una idea defendida no tanto por Rudi como por el líder del PAR, José Ángel Biel, en una propuesta de ley tan reciente como la de los derechos históricos. Un guiño significativo, aunque fuera en medio de una amplia intervención no propiamente electoral.

En un segundo plano se situó la figura del momento, Eloy Suárez, recién nombrado candidato a la alcaldía de Zaragoza. Rajoy, que había sido recibido al llegar por Javier Arenas y por el propio Suárez nada más bajar del coche, se detuvo en ponderar su perfil, rubricando el tándem con Rudi. "Es joven y con experiencia", dijo, y añadió que supone "un aire nuevo, puro y distinto en el Ayuntamiento de Zaragoza". "Zaragoza es una de las mejores ciudades de España y de Europa. Necesita un alcalde mucho mejor que el que hay ahora", comentó entre aplausos.

Rajoy entró luego de lleno en las coordenadas de la política nacional. Criticó a Zapatero por haber pasado "de la barra libre a la ley seca" y por haber negado la crisis durante años. "Todo era Jauja", dijo.

Respecto al motivo que les había convocado, la política municipal, el líder del PP avanzó que su partido presentará una moción con varios puntos: que el ICO conceda créditos a los ayuntamientos que lo soliciten con el único objeto de pagar a acreedores, que se autorice a los municipios a refinanciar su deuda, que se incremente el porcentaje de entregas a cuenta del 95% al 98% como pasa con las comunidades autónomas, que se aplacen las entregas al Estado hasta la entrada en vigor de un nuevo plan de financiación y que se mejore la financiación de los municipios de menos de 20.000 habitantes. "También en ellos viven ciudadanos españoles con todos los derechos", dijo. Rajoy puso de manifiesto la incongruencia de que los ayuntamientos no puedan refinanciar su deuda como el Estado, las comunidades o las empresas.

"Volverá la ilusión"

"Lo peor es la falta de confianza del Gobierno de España. Esa es la primera reforma estructural que necesita España", señaló. Mariano Rajoy dio un nuevo giro a su discurso para terminar en un tono positivo en el que lo más repetido fue la palabra 'España'. "España es mucho mejor que el Gobierno que tiene. Es un gran país y va a demostrar al mundo entero que es capaz de recuperarse. Volverá la ilusión. No hay una maldición bíblica, Zapatero y su gobierno no son eternos", sentenció.

Rajoy concluyó remitiéndose de nuevo a los próximos comicios, aunque fuera en términos propios de la Constitución de 1812 cuando decía que los españoles serán "justos y benéficos": "Los candidatos trabajarán por la concordia entre los ciudadanos, buscarán la excelencia en la gestión, estarán cerca de la gente y lanzarán un mensaje de ilusión y esperanza".

El contrapunto lo puso ayer el secretario de Política Municipal del PSOE, Antonio Hernando, que calificó la conferencia intermunicipal del PP como "acto colectivo de hipocresía política" porque "todo el mundo sabe que el actual modelo de financiación de los ayuntamientos lo aprobó José María Aznar". Hernando criticó que se hable de "transparencia y buen gobierno", cuando el líder de la oposición, Mariano Rajoy, y su vicepresidente de Política Autonómica y Local, Javier Arenas, "son los jefes de Camps, Fabra, Bárcenas, el Albondiguilla y el Bigotes". En su opinión, es un "sarcasmo" que el PP cite como ejemplo de "buena gestión y buen gobierno" a Rita Barberá y Alberto Ruiz-Gallardón.

Etiquetas