Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Delitos en Aragón

Quince detenidos al año por fraudes al hacer el examen de conducir

El Grupo GIAT de la Guardia Civil persigue a aquellas personas que realizan la prueba teórica con una identidad falsa a cambio de dinero. Hay quien hace de esta práctica su medio de vida.

Test de conducir para obtener el carnet
Quince detenidos al año por fraudes al hacer el examen de conducir
C.M.

El Grupo de Informes y Apoyo de Tráfico (GIAT) de la Guardia Civil detiene a una media de 15 personas al año en Aragón por fraude en el examen teórico de conducir. La mecánica es sencilla: alguien que se hace pasar por otro individuo para realizar la prueba en su lugar, y a cambio recibe una cantidad de dinero.

Por ello, la labor de los agentes del GIAT es fundamental en el control e identificación de los candidatos que se presentan al examen. “Vigilamos que nadie suplante la identidad de otra persona”, pero también que no se utilicen otras artimañas como “pinganillos, petacas o relojes con memoria”, explica el sargento Rivas, responsable de este Grupo especializado en delitos relacionados con el mundo del automóvil.

Para realizar este cometido, los agentes reciben cursos de reconocimiento físico, y si en algún caso existen dudas, se traslada al sospechoso hasta las dependencias de la Guardia Civil para comprobar sus huellas dactilares.

El fraude permite obtener el carnet de conducir a quien quiere conseguirlo en un corto espacio de tiempo y sin las molestias de estudiar las normas de circulación, mientras que la persona que se presenta recibe una compensación económica. Hay quien hace de esta práctica su medio de vida. En Zaragoza, por ejemplo, reside un delincuente subsahariano que ya ha sido detenido en más de diez provincias españolas por este delito.

Se dan casos que incluso rozan la comedia, como el de un individuo africano de color que presentó el DNI de otro de nacionalidad china. En general, suelen ser personas extranjeras las que realizan este tipo de delitos, cuyos carnés de conducir no son válidos en España pasado cierto tiempo, aunque también se dan casos de aragoneses.

El número de diligencias y detenidos varía año a año, y suele presentar forma de sierra: cuando sube en una provincia, baja en la limítrofe, ya que los suplantadores buscan no ser reconocidos por un mismo agente. En 2010 se detuvo a 17 personas, y en lo que va de 2011 a nueve.Un Grupo de investigadores ‘pegados al asfalto’

Lo conforman una decena de agentes y aseguran que investigan “todo lo que huele a ruedas”. El papel del Grupo GIAT de la Guardia Civil va mucho más allá del control en los exámenes de conducir. Robo de vehículos, documentación ilegal, falsificación de matrículas, omisión de socorro en accidentes de tráfico…

Su papel ha sido fundamental en algunos de los casos más mediáticos de este año en la comunidad aragonesa, como la muerte de dos jóvenes en la Ronda Norte, junto a Interpeñas, en el transcurso de las fiestas del Pilar; o la persecución del conductor francés que comenzó en Calatayud y concluyó en Zaragoza con su detención. “Aquel día hicimos un servicio de 33 horas seguidas”, resume uno de los agentes.

Etiquetas