Despliega el menú
Aragón

TRIBUNALES

Quince años de prisión para el hombre que asesinó a su expareja en Zaragoza

Según la sentencia de la Audiencia Provincial, el condenado por asesinar a su expareja en una portería de la plaza de Los Sitios deberá indemnizar con 60.000 euros a cada uno de los tres hijos de la fallecida y con 15.000 y 30.000 euros, respectivamente, al marido y a la madre.

Imagen de la llegada al juicio
Quince años de prisión para el hombre que asesinó a su expareja en Zaragoza
OLIVER DUCH

La Audiencia Provincial de Zaragoza ha condenado a quince años de prisión al hombre que asesinó a su expareja sentimental con un cuchillo de cocina en una portería de la plaza de los Sitios de la capital aragonesa, en julio de 2010.

Según la sentencia, el hombre, identificado como Álex Alejandro R.P. y de nacionalidad ecuatoriana, deberá indemnizar con 60.000 euros a cada uno de los tres hijos que la mujer tenía en Ecuador y con 15.000 y 30.000 euros, respectivamente, al marido y a la madre de la fallecida.

Unanimidad en la sentencia

El juicio se celebró esta semana en Zaragoza con jurado popular, que por unanimidad consideró al acusado culpable de asesinato con la agravante de parentesco y la atenuante de obcecación.

Los hechos ocurrieron el 16 de julio de 2010 en el bloque de vecinos donde la víctima, Carmen Cecilia Y.S., de 48 años, trabajaba de portera sustituta, y después de que ésta abandonara el domicilio que ambos compartían para trasladarse a vivir con su nueva pareja sentimental.

En la sentencia se considera probado que el acusado fue al lugar de trabajo de su expareja, también ecuatoriana, con un cuchillo que había comprado el día anterior y que "sorpresiva e inopinadamente, sin que pudiera reaccionar", se dirigió a ella por detrás, le tapó la boca con un trapo para ahogar los gritos y le asestó una cuchillada lateral que le produjo la muerte.

Después de pasar la noche en la orilla del río Ebro, Alex Alejandro fue localizado por la Policía Nacional en una terraza de la plaza del Pilar de la capital aragonesa, donde se encontraba comiendo un bocadillo y bebiendo un refresco.

El acusado presentaba un aspecto desaliñado e incluso tenía manchas de sangre en la camisa, continúa la sentencia, en la que se explica que la policía apreció en él "un estado desorientado y aturdido" y comprobó la orden de detención policial existente contra él, momento en que fue detenido.

Concluye el juez que Alex Alejandro R.P., en el momento de los hechos, "era conocedor de la situación de indefensión en que se encontraba" la víctima y "tenía pleno conocimiento y voluntad de lo que hacía cuando asestó la puñalada a Carmen Cecilia", por lo que estima que "en el momento de realizar los hechos actuó debido a las circunstancias de celos por las que atravesaba, bajo una situación muy intensa de obcecación".

Durante su declaración, la primera jornada del juicio, el acusado aseguró que no recordaba nada de lo ocurrido aquella mañana en la portería donde trabajaba su expareja, aunque al término de la vista, el procesado pidió perdón a los familiares por el daño causado y mostró su disposición a "pagar" a la sociedad por su acción.

El ministerio público solicitaba una condena de 20 años por un delito de asesinato, al entender que actuó de forma "fría y calculada", además de "premeditada".

Etiquetas