Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

MERCEDES COGHEN, CONSEJERA DELEGADA DE MADRID 2016

"Que haya dos candidatas obliga a un trabajo importante de 'lobby' en el COE"

La responsable de la candidatura madrileña cree que es compatible la apuesta aragonesa con la posibilidad de un nuevo intento de conquistar los juegos de verano.

"Que haya dos candidatas obliga a un trabajo importante de 'lobby' en el COE"
"Que haya dos candidatas obliga a un trabajo importante de 'lobby' en el COE"
ENRIQUE CIDONCHA

La candidatura a los Juegos de 2022 está dando sus primeros pasos pero cuenta ya con la ilusión de buena parte de la ciudadanía, ¿qué más se necesita?

Toda esa ilusión es, desde luego, muy necesaria. Lo que se está empezando ahora es una carrera complicada y larga. Si se inicia, hay que hacerlo muy convencido de lo que se va a hacer. Respecto a lo que es necesario, los requisitos son muy diferentes según sea una candidatura de invierno o de verano. El tamaño de la ciudad, hoteles, infraestructuras... hay baremos diferentes. Si hay algo clave en las de invierno es que hay que tener nieve.

¿Y cree que los Pirineos dan de sí para unos Juegos de invierno?

No es la primera vez que se presenta una candidatura de los Pirineos. Y en su momento, cuando no pasó el corte, no fue por la montaña. Eso no falló. Sí la falta de infraestructuras generales. Ahí Jaca se hacía un poco pequeña para lo que busca el COI.

¿Y en cuanto a la nieve?

Estuve en el Festival Olímpico de la Juventud Europea en Jaca y no hubo suerte, porque en ese tiempo no hubo nieve. Pero eso no significa nada, porque en otros momentos sí ha habido mucha. Además, hay que tener en cuenta que en diez años los medios técnicos habrán evolucionado bastante.

¿Hay que preocuparse ante la posibilidad de que el COE no sea neutral en el proceso de elección entre Zaragoza y Barcelona?

En absoluto. De todas formas, al haber dos candidaturas sí se tendrá que hacer un trabajo de 'lobby' interno importante. Está claro que esta competencia va a llevar a favorecer la calidad del proyecto y de la propuesta y quien gane saldrá reforzado. La gente que está en el COE tiene mucha experiencia deportiva, lo que favorece el proceso de elaboración de candidaturas.

Objetivamente, ¿qué le parece la candidatura aragonesa?

Bueno, me gustará verla con detalle. Hasta ahora digamos que la candidatura es un embrión, así que solo hay algunas impresiones. No conozco el proyecto, solo han salido a la luz los deseos. Tampoco se sabe quién estará en el 2012 para tirar del carro. Las candidaturas nunca son fáciles. Están vivas y van evolucionando por sí mismas y por la influencia de todos.

Estamos en el 2010 y estos juegos son para el 2022. ¿Quizá se ha lanzado demasiado pronto?

Todos los proyectos tienen que tener su fase de maduración. Madrid empezó a pensar en los Juegos hace ya bastante tiempo. Ocurrió igual en Barcelona con los de 1992. Pero es cierto que ya no es necesaria tanta antelación. Hay mucha información del COI, profesionales que van de una candidatura a otra, etc. Así que, respecto al desgaste de presencia, creo que quizá sí sea un poco pronto, y puede producirse. Hay que valorar además que en el caso de Zaragoza, Huesca y Jaca, tienen ya una experiencia de intentos anteriores.

¿Y vale esa experiencia?

Sí, mucho. Pero contando con que los proyectos tienen que evolucionar. Toca hacer un análisis de lo que tenían y de lo que carecían.

En una carrera a doce años vista habrá muchos cambios.

Los que lideran el proyecto hacen bien en ver cómo reacciona la sociedad. Eso no está de más. Y puede no estar mal si además consiguen situar a personas que vayan a tener continuidad en el proyecto, que puedan estar al margen de posibles cambios en instituciones. Te tienen que ir conociendo.

En este punto ha habido una primera polémica. El alcalde iba a ir a Vancouver, pero no ha conseguido que le inviten, ni cerrar una agenda digna. ¿Es un problema?

Sinceramente, con este horizonte temporal, quizá no es aún el momento de que vaya el alcalde a unos Juegos. Hay que tener en cuenta que la competición por la candidatura a los de 2018 sigue abierta. Quizá ahora es más interesante que vayan los técnicos. Al final, si no se tiene una buena acreditación, se puede ver el ambiente, pero no tener acceso a los entornos que hay que conocer. Todo tiene su momento y ahora mismo los votantes están entretenidos con la ciudades del 2018. Si el alcalde de Barcelona ha ido no está de más, pero no es un problema.

Las instituciones se han puesto ya de acuerdo en crear un consorcio, pero falta por encontrar alguien que lo lidere y dirija. ¿Aconseja un político o un profesional con más preparación?

Lo ideal sería una figura de consenso entre todas las instituciones y partidos, que tenga además conocimiento de la cuestión deportiva y olímpica. Sí me parece importante que, quien sea, esté consensuado por todas las partes implicadas. Van a pasar muchos años, está ahí el 2012, etc. Para que haya continuidad en el proyecto es importante que la persona elegida para representar la candidatura tenga el apoyo de todos.

Incluso aún sin esa cabeza visible pactada por todos, el apoyo ciudadano ya está dando sus frutos.

En el caso de Madrid, el apoyo ciudadano fue una de nuestras grandes fuerzas. El espíritu olímpico vive en España. Gracias a los Juegos del 92 hemos aprendido a querer a los deportistas como alguien que nos representa. Y me alegra mucho ver que los aragoneses están detrás del proyecto. Una vez el COE elija a una candidatura, ese apoyo seguro que será general.

España sigue vendiendo en el exterior la imagen de sol y playa. Esto ayuda en una candidatura a los Juegos de verano, ¿pero a los de invierno?

Se ha vendido mucho esa imagen, pero dentro del COI se ha modificado con el tiempo. España tiene reconocido un altísimo nivel en cuanto a la organización de eventos deportivos. Nadie relacionaba a Sochi con la nieve cuando salió elegida para 2014. Casi había que mirar el mapa. Ahora sabemos que tenía la imagen de una ciudad balneario, pero con la nieve cerca.

¿La decisión de Aragón estorba a posibles opciones de otra nueva apuesta olímpica de Madrid?

Creo que no, que son cuestiones independientes. Dicen en el COI que los Juegos de Verano y de Invierno no tienen que influir unos con otros. Creo por tanto que la elección de Madrid es independiente de esta propuesta de Zaragoza. Cada categoría es una decisión diferente. Tenemos por ejemplo el caso de los que hubo en Pekín y va a ver ahora en Singapur, que organizará los Juegos Olímpicos de la Juventud. Además, está claro que estas candidaturas son una carrera a largo plazo.

¿Tenemos que pensar entonces en el 2026?

No tiene por qué. Jaca ha tenido ya una gran experiencia, entiende muy bien la motivación de unos juegos. Quizá el camino ya está prácticamente recorrido. Habrá que verlo.

Etiquetas