Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

AGUA

Puxeu dice que hay un compromiso con los abastecimientos, pero no concreta ni cifras ni plazos

"2011 no es el mejor año para invertir", justifica. El número dos del Ministerio avisa a Cataluña de que su plan del agua debe ser aprobado por el Estado y de que no puede afectar al Ebro.

El secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, aseguró ayer en Zaragoza que su ministerio se ha comprometido a resolver las carencias en el suministro que sufren unos 70 municipios aragoneses. El número dos de Medio Ambiente asumió personalmente esa reclamación planteada por la DGA como contrapartida por el minitrasvase a cuatro pueblos catalanes, pero no concretó ni fechas ni cifras para llevarlo a cabo.

"Es cierto que en nuestras conversaciones con el Gobierno de Aragón, y en especial con el consejero Boné, nos comprometimos a ello -se apresuró a explicar Puxeu antes de ser preguntado por el tema-. Se puso sobre la mesa la necesidad de resolver esos problemas y yo la atendí".

El secretario de Estado sostuvo que el Ministerio "está trabajando y haciendo inversiones" en las localidades afectadas, pero no explicó a qué actuaciones se refería. "El año 2011 no es el mejor para hacer grandes inversiones, pero ya les adelanto que estamos haciendo el mayor esfuerzo posible", se justificó Puxeu.

Sus palabras contrastan con la postura expresada el día anterior por el PSOE y el PAR. Ambos socios no solo reconocieron que Medio Ambiente no se había comprometido a nada, sino que lo dieron por bueno insistiendo en que lo importante es que el Ministerio ha recogido todas las condiciones planteadas por la DGA para dar por bueno el minitrasvase.

El presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, también sostuvo ayer que existe "un compromiso político" para resolver los problemas de suministro que sufre la Comunidad. Además, Iglesias defendió el minitrasvase sosteniendo que no se puede confundir una transferencia de 0,62 hm3 a cuatro municipios que tiene parte de su término municipal en la cuenca del Ebro con otro de 1.000 hm3 a Levante. "Si perdiéramos el sentido común, terminaríamos perdiendo la razón", argumentó.

Advertencia por carta

La estancia del número dos de Medio Ambiente en Zaragoza también sirvió para aclarar, por fin, la postura del Gobierno central respecto al plan hidrológico de las cuencas internas catalanas. Hasta ahora, el Ministerio no se había pronunciado sobre un documento que, salvo sorpresa de última hora, será recurrido por la DGA en los tribunales. Sin embargo, ayer Puxeu anunció que el Estado ya ha comunicado por carta a la Generalitat que la aprobación final del plan le corresponde al Consejo de Ministros previo paso por el Consejo Nacional del Agua.

Las palabras de Puxeu suponen un respaldo a la postura de la DGA y un revés para las intenciones del Ejecutivo catalán. Es de suponer que el Consejo Nacional del Agua y el Consejo de Ministros no darán su visto bueno al plan si detectan que invade competencias estatales o incumple alguna normativa.

En ese sentido, el secretario de Estado reveló que la carta remitida por Medio Ambiente a la Generalitat también deja claro que los contenidos del plan que hagan referencia a la cuenca del Ebro serán tomados "únicamente a título informativo". "Donde el Gobierno catalán tiene competencias legislativas es en sus cuencas internas", recordó. Puxeu no habló de discrepancias, sino de "consideraciones", pero parece claro que al Ministerio algo le chirría.

Etiquetas