Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

plan catalán de gestión de aguas

El Estado no hará "ninguna dejación de competencias"

El número dos de Medio Ambiente no aclara, en cambio, si el Ministerio también se plantea recurrir el plan de gestión del agua de la Generalitat.Iglesias dice que "ninguna comunidad puede imponer sus condiciones".

El presidente Iglesias bromea con el secretario de Estado y le muestra una flor, ante la atenta mirada de los consejeros Velasco y Boné.
El Estado no hará "ninguna dejación de competencias"
OLIVER DUCH

El secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, advirtió ayer a Cataluña de que el Gobierno central no hará "ninguna dejación de competencias" en materia hidráulica. El número dos de Medio Ambiente quiso reaccionar así a la "preocupación" que ha despertado en Aragón el plan de gestión de aguas que está redactando la Generalitat, aunque no aclaró ni qué opina el Ministerio de ese documento ni si el Estado se plantea recurrirlo como ya ha anunciado la DGA.

Más contundente se mostró el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, quien confirmó que, si Cataluña no atiende las alegaciones que se presenten, la DGA "evidentemente" recurrirá a los tribunales. "La ley está de nuestra parte, lo que defendemos es la unidad de cuenca, el núcleo fundamental de la política hidráulica en España -recordó-. Ninguna comunidad puede imponer sus condiciones, sino que esas condiciones tienen que ser fruto del acuerdo entre el Estado y las comunidades autónomas".

Puxeu e Iglesias hicieron estas declaraciones durante una visita a Escatrón (Zaragoza). Aunque el motivo del viaje era conocer cómo va la primera fase de la elevación a Andorra y otros cuatro municipios, el anuncio de que hoy martes el Consejo de Gobierno aprobará las acciones legales y administrativas necesarias para frenar los planes de Cataluña centró buena parte de los discursos.

En realidad, lo que la Comunidad vecina está preparando es un nuevo plan hidrológico para sus cuencas internas, pero ahora esa herramienta de planificación recibe el nombre de Plan de Gestión de Distrito de la Cuenca Fluvial de Cataluña. Según los servicios jurídicos de la DGA, parte del contenido del borrador que ha presentado la Generalitat se extralimita en las competencias que corresponden a la comunidad vecina, ya que afecta a masas de agua que están fuera del ámbito geográfico de las cuencas internas catalanas.

Estas cuestiones de fondo y otras que tienen que ver con el procedimiento que se está siguiendo llevarán hoy al Consejo de Gobierno a facultar al Instituto Aragonés del Agua para presentar alegaciones al plan -que se encuentra en periodo de exposición pública- y, si es necesario, para recurrir el documento en los tribunales. Por eso ayer Puxeu quiso referirse a esta polémica en su discurso ante Iglesias, el consejero Alfredo Boné y numerosos alcaldes de la zona.

"Sé que hay una preocupación, y quiero decirlo antes de que me pregunten: nuestro ordenamiento casi centenario establece la gestión y la planificación unificada de las cuencas, que se recogió en la Directiva Marco del Agua y por tanto recibió el respaldo de la Unión Europea", subrayó el secretario de Estado. Puxeu recordó que hay que respetar las competencias de cada administración, pero insistió en que esa componente "competencial" no supone que el Estado tenga que renunciar a sus prerrogativas.

"Respeto absoluto al ámbito competencial, pero sin hacer ninguna dejación de competencias -reiteró rotundo el número dos del Ministerio-. Quiero dejar esto claro por si alguno tiene alguna duda: ninguna renuncia al ámbito constitucional".

Rechazo al trasvase del Segre

Más tarde, y preguntado por los periodistas sobre si el Gobierno central piensa recurrir el plan de la Generalitat, Puxeu explicó que ayer mismo habló con el consejero catalán de Medio Ambiente y con el director de la Agencia Catalana del Agua. "Siento decepcionarles, pero me han mandado directamente a mí una nota dejando claro el ordenamiento constitucional y competencial", reveló.

El secretario de Estado de Agua explicó también -en clara refe-rencia a un posible trasvase del Segre- que las autoridades catalana le acababan de transmitir que para resolver el abastecimiento de Barcelona se apuesta por la desalación, la reutilización y la reestructuración de las cuencas internas. "En estos momentos no hay ninguna intención de reabrir debates que crearían un conflicto social en su propio territorio, los han descartado técnicamente", aseguró, aunque reconoció que en los anexos y los estudios que se están manejando hay "algún apriorismo o voluntarismo de alguien que quiere ir más lejos" .

"Como bien ha dicho el presidente (Iglesias), siempre que respetemos el ordenamiento constitucional, la Ley de Aguas y la Directiva Marco del Agua, que es por lo que está el Gobierno, no tiene por qué haber ningún problema", zanjó Puxeu, quien al ser preguntado de nuevo sobre si el Ministerio se planteaba impugnar el plan de gestión del agua que prepara la Generalitat mostró su contrariedad y dejó entrever que, al menos de momento, no lo hará. "Ya he dicho lo que me han comentado el consejero catalán y el director de la Agencia Catalana del Agua, ¿qué quieren, que vaya hoy mismo al juzgado?", concluyó.

Etiquetas