Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EL TIEMPO

Primavera en pleno invierno

La Comunidad ha vivido un fin de semana inusualmente cálido para esta época del año. El sol y las máximas de hasta 22 grados han echado a los aragoneses a la calle para regocijo de los hosteleros y de las estaciones.

Primavera en pleno invierno
Primavera en pleno invierno
ARáNZAZU NAVARRO

Aragón y el resto de la Península han vivido un fin de semana inusualmente caluroso para esta época del año. Los cielos han estado soleados y toda la Comunidad ha disfrutado de unas temperaturas muy agradables que en las horas centrales del día han rondado -e incluso superado- los 20 grados. Los aragoneses se han echado a la calle para disfrutar de esta primavera en pleno invierno, y los más beneficiados han sido las estaciones de esquí y los hosteleros.

«Trabajo aquí desde hace 19 años y es la segunda vez que abrimos tan pronto -explicaba ayer en Zaragoza Felicidad Giménez, la responsable del quiosco de la plaza de San Pedro Nolasco-. Normalmente empezamos la temporada a finales de marzo o en abril, pero el sábado vimos que estaba muy buen día y la verdad es que la gente ha respondido».

Como la suya, las terrazas de toda la Comunidad se han llenado gracias al buen tiempo, y quienes más las han disfrutado han sido los fumadores. «Desde que entró en vigor la nueva ley antitabaco no me había podido fumar un cigarro tan a gusto como este -comentaba encantado Jesús Bueno Blasco, otro zaragozano que se decantó por uno de los bares del paseo de la Independencia-. Cuando hace frío fumo con prisa para no congelarme, pero esto es una maravilla».

Oscilaciones de hasta 25 grados

Las temperaturas más cálidas se produjeron ayer domingo. Según la red de observatorios de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), la máxima correspondió a Daroca con 22 grados. Le siguieron Sabiñánigo y Montalbán con 20, pero en casi toda la Comunidad los termómetros superaron los 18 grados: 19,5 en Muniesa y Castellote, 19,4 en Calamocha, 19,3 en Calatayud... Además, como por la noche siguió helando en muchas zonas, municipios como Teruel, Daroca o Calatayud tuvieron oscilaciones térmicas de entre 20 y 25 grados en apenas 12 horas.

Curiosamente, en el Pirineo las temperaturas fueron más cálidas que en valle del Ebro. Así, mientras Benasque llegó a 19,8 grados de máxima y Hecho a 19,2, Zaragoza se quedó en 17,9 -16,6 en el aeropuerto-. Por la noche la capital aragonesa cayó hasta los 0,2 grados mientras en el refugio de Góriz no se bajaba de los 3,5.

«Este fenónemo es habitual en situaciones de total estabilidad como la de estos días -explicaron fuentes de la delegación territorial de la Aemet-. Al no haber actividad en la atmósfera, el aire frío desciende a las zonas bajas haciendo que haga más calor en las áreas de montaña».

Esto ha permitido que las estaciones de esquí hayan disfrutado de temperaturas tan agradables como los 12 grados de Astún o los 10 de Cerler. La nieve que cayó a finales de la pasada semana, los más de 200 kilómetros que ofertaban y la previsión meteorológica han animado a muchos esquiadores a disfrutar de uno de los fines de semana con más afluencia.

«El sábado fue el mejor día de la temporada», confirmaron fuentes de la estación de Astún. Ese mismo día Panticosa batió su récord de esquiadores de este invierno con 3.000 personas, y en Candanchú también se mostraron muy satisfechos. En total, los cinco centros del grupo Aramón -Formigal, Cerler, Panticosa, Javalambre y Valdelinares- recibieron a más de 26.000 visitantes, a los que hay que sumar los que acudieron ayer domingo.

Terrazas llenas. El sol y el calor llenaron las terrazas de los bares en todo Aragón y los fumadores no tuvieron que pasar frío para disfrutar un cigarro. En la imagen, la terraza del casino de Huesca.

Paseos muy concurridos. El buen tiempo también animó a los aragoneses a dar un paseo a pie o en bicicleta. En la imagen, la ribera del Ebro a la altura del puente de Piedra de Zaragoza.

Etiquetas