Despliega el menú
Aragón

PARTIDOS-ARAGÓN

PP, CHA e IU rechazan firmar contra el trasvase y tildan a Iglesias de "cínico"

Alegan que su oposición a la obra ya es "clara" y piden al socialista que haga la misma oferta a su partido en Levante.

No tendrá mucho éxito el presidente aragonés, Marcelino Iglesias, en su empeño por que los candidatos aragoneses rechacen por escrito el trasvase del Ebro a mes y medio de las elecciones generales. Tanto el Partido Popular, como Chunta e Izquierda Unida no solo anunciaron ayer que no accederán a firmar el documento, sino que acusaron al socialista de "cínico" y le invitaron a que haga sumarse a la iniciativa a "destacados miembros de su partido, que en otras regiones, están reclamando el agua de Aragón". El PAR -socio del PSOE en el Gobierno autonómico- ya había solicitado también la víspera un acuerdo escrito contra la transferencia de caudales.

Pese a todo, los socialistas tenían previsto empezar ayer mismo a sondear de forma informal a los diferentes candidatos, con el objetivo de poder escenificar la próxima semana la firma del documento (y también la de las ausencias). Así lo explicó su cabeza de lista al Congreso por Zaragoza, Jesús Membrado, que abogó por que "Aragón saque pecho como Comunidad" y pidió a los candidatos que "antepongan los intereses regionales, a los partidistas". "Nuestra acta -señaló- no puede servir para recuperar esa amenaza. No podemos retroceder en ese sentido".

Antes de conocer la opinión del resto de grupos sobre la propuesta, el diputado nacional sí quiso subrayar que la situación de los populares en la Comunidad Autónoma es "complicada". "El PP-Aragón está muy débil, y el PP-levantino muy fuerte", aseguró al tiempo que retó a los candidatos populares a "que salgan a decir públicamente que no quieren el trasvase" y se dejen de "discursos de trileros" ante la posibilidad de que el trasvase del Ebro quede recogido, expresamente, en el programa con el que el PP concurrirá a las generales.

Ante estas críticas, los populares aragoneses insistieron en rechazar la oferta, pese a que volvieron a defender que su postura "es de rechazo absoluto al trasvase". Como ya hicieran la víspera, justificaron su no adhesión al documento alegando que "el PSOE ha engañado a los aragoneses y no es de fiar". Además, llegaron a calificar la propuesta del presidente Iglesias de "tomadura de pelo" y recordaron que su grupo parlamentario ya ha apoyado en el último año varias resoluciones unánimes en las Cortes de Aragón en contra de la obra.

Muy críticos se mostraron también los nacionalistas. Su número uno al Congreso de los Diputados por Zaragoza, Bizén Fuster, lamentó "el ejemplo de cinismo" dado por Iglesias, que quiere "relevarse ahora como el campeón de la causa". Recordó que la decisión de hacer el travase del Ebro "no va a depender del voto de los diputados aragoneses", sino de quien gobierne en La Moncloa.

Y avisó de que "cualquier mayoría absoluta reavivará el peligro de un cuarto proyecto de trasvase". Por esta razón, instó al socialista a que "incorpore a esta causa, a sus compañeros de partido María Teresa Fernández de la Vega, candidata por Valencia; a José Bono, a Jordi Sevilla y una larga lista, que defienden el trasvase".

Tampoco aceptó la proposición del líder de los socialistas aragoneses, la candidata de IU al Congreso por la circunscripción de Zaragoza. Patricia Luquin alegó que su partido "no necesita reafirmarse otra vez en su oposición contraria a los trasvases, tanto al del Ebro, como cualquier otro". "Nuestra posición, tanto aquí en Aragón, como en el resto de España, es de sobras conocidas. No aceptamos el del Ebro, pero tampoco el del Tajo-Segura, ya que apostamos por un uso social y racional del agua", destacó. Luquin reiteró que IU "no tiene que firmar nada para estar en contra del trasvase" y coincidió con los nacionalistas en pedir a Iglesias qué aclare que van a defender sus compañeros de partido. "Nosotros sí queremos saber qué va a defender el PSOE de Valencia o Murcia en la campaña electoral", concluyó.

Etiquetas