Despliega el menú
Aragón

VIVIENDA-ARAGÓN

"Por cuatro olivos, ¿cómo voy a pagar esto?"

Las voces de protesta por la subida en el importe del IBI se escuchan en los 14 municipios en los que entra en vigor este año.

Cada localidad ofrece tantos ejemplos como habitantes hay sobre el modo en que afecta una revisión catastral en la factura del IBI. Algunos pasan a pagar de 36 euros a más de 400. Otros apenas lo notan. Como es lógico, las subidas también afectan a los propios concejales.

Al primer caso responde Mercedes Lorenzo. La parcela donde reside ha cambiado su clasificación tras el reciente plan de ordenación urbana de Illueca, de forma que antes era rústico y ahora es urbanizable. Indignada, Lorenzo dice que, de la noche a la mañana, pasa a pagar 1.000 euros de IBI donde antes no llegaba al centenar.

Esta vecina, quien dice no haber tenido constancia con anterioridad de la nueva clasificación del suelo, dice estar desolada por el importe que tiene que asumir: "¿Cómo voy a pagar eso por un terreno yermo donde tengo mi casa? Pero ¿cómo va a ser urbanizable?", se pregunta incrédula. "Por cuatro olivos, ¿cómo voy a estar pagando esto? El pueblo está arruinado, nadie va a construir ahí, en un monte", se queja.

Mercedes Lorenzo cuenta que un grupo de vecinos ya se han reunido por este motivo y van a recabar firmas para instar a buscar soluciones. "El Ayuntamiento está para rectificarlo, aunque no haya tenido la culpa", dice.

En Nuez, las quejas también han sido numerosas. "El ambiente está muy crispado -relata Esmeralda Martínez, propietaria que pagará este año un 50% más de IBI-. El Ayuntamiento de Nuez no ha querido rebajar el tipo, ha tenido un interés desmedido en recaudar impuestos". Martínez va más allá en sus críticas: "No sé si se ha hecho por desconocimiento, si hay mala fe o solo una negligencia. Cualquier respuesta supone una irresponsabilidad del Ayuntamiento de Nuez", acusa.

La corporación nuecina, por su parte, alega que sí que han intentado reducir el tipo impositivo, pero que fue el propio Ministerio de Hacienda el que recomendó no hacerlo hasta el año próximo. Además, sus miembros también se consideran afectados por la subida: "Yo tengo un terreno con la casa donde vivo, mi primera residencia. Y resulta que me cobran en función de la edificabilidad que marca el plan de ordenación urbana", se queja la concejal María Pilar Quibus. "Este enero nos dieron los datos, pero en octubre ya tuvimos que proponer el tipo que queríamos. Primero necesitábamos conocer las valoraciones para luego poner un valor u otro", se justifica el alcalde, José Luis Almorín. Lo cierto es que Nuez recibió la ponencia catastral a primeros de septiembre, dos meses antes de que venciera el plazo en que debía marcar qué tipo impositivo aplicaba (en la actualidad es del 0,7%).

"Yo, con la ponencia que solicité en el Catrastro, sí que pude evaluar más o menos cuánto iba a subir. Y ¿el Ayuntamiento no lo sabe? Digan lo que digan, lo cierto es que nadie se ha molestado en estudiar la ponencia de septiembre", asegura Esmeralda Martínez.

El nivel de crispación en los municipios afectados es alto, aunque varía de un lado a otro. "Hay de todo, gente que protesta y gente que lo ve bien", resalta el alcalde de Illueca. Sobre el caso de Mercedes Lorenzo, Fernando Escribano recuerda que esta propietaria debió haber alegado "en su momento" al PGOU si no estaba de acuerdo.

Etiquetas