Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EDUCACIÓN

Polémica en Huesca por el copago de actividades deportivas en horario lectivo

Debido al recorte presupuestario, el Ayuntamiento exige a cada alumno 4 euros por usar las piscinas cubiertas. Dos colegios deciden no pagar porque la educación pública "debe ser gratuita"

La dirección del Pedro J. Rubio informó a los padres en la charla que tuvo lugar ayer.
Polémica en Huesca por el copago de actividades deportivas en horario lectivo
rafael gobantes

Son solo cuatro euros, pero se ha convertido en el dinero de la discordia. Se trata de la cantidad que cada alumno de Primaria deberá pagar al trimestre por el uso de las piscinas municipales en clase, concretamente en la asignatura de Educación Física. El copago de esta actividad deportiva que se incluye en el horario lectivo ha levantado la polémica en Huesca. Dos colegios públicos se han negado a cobrar a los padres y han decidido suspender la natación, mientras que un tercero está realizando una encuesta entre las familias. El ayuntamiento, por su parte, justifica el cobro de esta tasa por una actividad que hasta ahora era gratuita en la merma del presupuesto del Patronato Municipal de Deportes.

 

La directora del colegio del Parque, centro que ha decidido suspender la actividad por el copago, es quien mejor define la postura de aquellos a quienes no gusta la nueva tasa municipal. "La actividad es evaluable y obligatoria, por lo que no podemos poner dinero de por medio. Esto es un colegio público", explicó María Ángeles Alastrué. Y añadió: "¿Cómo evaluamos a quién no pague?" Fueron los propios profesores de la asignatura quienes tomaron la decisión de cancelar la natación "y cuentan con el apoyo de la dirección".

 

Alastrué, además, quiso dejar claro que ellos no están en contra de esta actividad, que han sido pioneros en incluirla dentro de la asignatura de Educación Física y que la realizan en el centro desde hace 18 años. Tanto es así que incluso han mandado al Patronato Municipal de Deportes, por si cambia de opinión y decide suspender la medida, los grupos que formarían con los 250 alumnos de Primaria del centro y los horarios que mejor se adaptarían a ellos.

 

Tampoco los alumnos del colegio público Pedro J. Rubio irán a la piscina este curso. "Hemos decidido no participar. Si es algo obligatorio no deberían pagar", manifestó el director Alfredo Toro. Explicó, además, que otros años ya había detalles que no gustaban y el pago de los 4 euros, aunque sea una "cantidad simbólica" es un añadido más. De esta decisión se ha ido informando a los padres en las diferentes reuniones que a principio de curso están manteniendo.

 

También el colegio Pío XII informa a los progenitores de cuál es su postura. La dirección, que encabeza Jesús Callén, es partidaria de realizar un plante, pero en el que estén todos los colegios de la ciudad ya que la actividad, que consideran beneficiosa para los pequeños, "no debería costar ningún dinero". Sin embargo, la determinación de si cederán o no al pago de los 4 euros todavía no está decidida ya que primero quieren conocer la opinión de los padres, a quienes han enviado un sencillo cuestionario.

"No tenemos recursos"

El presidente del Patronato Municipal de Deportes, el concejal Domingo Malo, justificó que el recorte presupuestario en más de 139.000 euros es el que les ha llevado a reducir el gasto y algunas actividades. "No teníamos recursos y para no anularla, hemos introducido la modificación". Recalcó que "son 0,40 euros por sesión y ponemos la instalación, el monitor y el transporte si es preciso".

 

No obstante, los centros que se oponen son minoría. Cuatro colegios han decidido que sí irán, aunque algunos, como el Sancho Ramírez, inciden en que sería "mejor si fuera gratuito". San Vicente, Pirineos y Alcoraz ya han comenzado a informar a los padres de que deben pagar esta tasa. El Sancho Ramírez lo hará en breve, con el anuncio de los días de clase en la piscina. Y el octavo colegio público de la ciudad, el Juan XXIII, no tomará la decisión de si va o no hasta que conozca qué horarios les ha adjudicado el ayuntamiento para la actividad.

 

Los cuatro colegios concertados de la ciudad también deberán cotizar a las arcas municipales. Porque todos -Santa Ana, Santa Rosa, Salesianos y San Viator- confirmaron ayer que van a mantener la natación en Educación Física.

 

Pero ¿qué pasará con los alumnos que no quieran o no puedan pagar? Algunos colegios, como el Sancho Ramírez y el San Vicente, aseguran que realizarán otras actividades, casi con toda seguridad en las instalaciones de la piscina. El Alcoraz, sin embargo, se lo planteará cuando se de el caso.

 

Por su parte, la consejería de Educación matizó que la natación no forma parte del currículo aragonés, pero que cada uno de los colegios, en su programa particular, puede incluirla. No quisieron valorar la medida e informaron que deberá ser el Consejo Escolar de cada escuela, que tiene potestad para ello, quien negocie con el Ayuntamiento estas actividades.

Etiquetas