Despliega el menú
Aragón

ESQUÍ

Pleno de las estaciones de esquí aragonesas

La temporada arranca definitivamente a partir de hoy con todas las estaciones abiertas y 225 kilómetros esquiables, dos terceras partes de la superficie total de la comunidad. A pesar de la crisis, en la Jacetania y en el valle de Tena se espera llegar a un 90% de ocupación en el puente de la Constitución. En Benasque las previsiones no son tan buenas

Mucha nieve, más que nunca a estas alturas del año, y muchas ganas de esquiar. La temporada de esquí 2008/2009 arranca definitivamente hoy en Aragón con las siete estaciones abiertas y más de 225 kilómetros esquiables -dos terceras partes de la oferta total de la comunidad-. A falta de ver lo que sucede con el tiempo, las condiciones de las pistas son óptimas teniendo en cuenta que aún estamos en noviembre, y parece que esto ha animado a los aficionados a este deporte. A pesar de la crisis, las perspectivas para el puente de la Constitución son realmente buenas.

En el valle del Aragón los hoteles ya están al 70% y no descartan colgar el cartel de "completo". En el de Tena creen que la ocupación del próximo fin de semana llegará al 90%, y en el Sobrarbe aún no tienen datos, pero reconocen que el ritmo de reservas es "ilusionante". Solo en el valle de Benasque hay división de opiniones, ya que mientras algunos establecimientos ya están llenos otros se encuentran solo al 30%.

"De momento, la crisis no la estamos notando. De hecho, el ritmo de venta de abonos de temporada es bastante mejor que otros años -explica el director de márquetin de Astún, Andrés Pita-. Se ve que la gente está deseando esquiar y que el buen inicio de la campaña la está animando todavía más, aunque es verdad que antes o después la situación económica tiene que reflejarse porque de donde primero se recorta es del ocio".

Lo mismo dicen desde Candanchú. En la otra estación del valle del Aragón también están vendiendo más "forfait" que en la temporada pasada, pero prefieren ser cautos. "Los últimos años no han sido buenos, así que ese dato tampoco es concluyente -indican-. Para hacer balance habrá que esperar al final".

El bocadillo como alternativa

Los responsables de las estaciones recuerdan que, aunque una parte de sus clientes son de nivel adquisitivo alto o medio-alto, también hay un sector al que la crisis le obligará a ajustar gastos. "No creemos que se note mucho en la afluencia de esquiadores, pero sí que habrá mucha gente que opte por traerse el bocadillo de casa en vez de comer en las pistas", opinan fuentes de Aramón.

Las perspectivas de los hosteleros de cara al próximo puente de la Constitución parecen confirmar esos planteamientos. La gerente de la Asociación Turística Valle de Tena, Lorena Sánchez, calcula que el próximo fin de semana se puede llegar a un 90% de ocupación. "Todavía quedan plazas y no se alcanzará el lleno total, pero la cosa va bastante bien -comenta-. Este puente siempre suele funcionar porque los esquiadores tienen muchas ganas de estrenar la temporada, y además en Navarra el día 3 también es festivo, y eso se nota".

El director gerente de la AsociaciónTurística Empresarial de La Jacetania, Ángel Bándres, también se muestra optimista. "El comienzo del otoño no ha sido bueno, pero hemos hecho un sondeo entre una docena de hoteles y para el puente ya están al 70%, así que puede llegarse al lleno", señala.

Más prudente se muestra el presidente de la Asociación Turística Valle de Benasque. "Hasta hace una semana las previsiones eran desastrosas, pero es verdad que en los últimos día las reservas han subido bastante -explica Jorge Llanas-. Algunos hoteles pequeños ya están llenos, pero otros aún están al 30%, así que en nuestro valle todavía quedan bastantes plazas libres".

En la comarca del Sobrarbe, la única del Pirineo que no tiene estaciones de esquí, los hosteleros también están satisfechos. "Todavía no tenemos datos de ocupación, pero el ritmo de reservas para el puente es ilusionante -cuenta el presidente de la asociación Miguel Ángel García-. Cada vez atraemos a más clientes de la estación francesa de Piau que duermen en España y cruzan la frontera para esquiar, y la vez seguimos captando otro tipo de turistas".

Etiquetas