Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

CARRETERAS

Pese a un octubre trágico, 2010 lleva camino de ser el año con menos víctimas

Doce personas han perdido la vida ya este mes en las carreteras aragonesas, lo que eleva a 64 el balance anual de fallecidos.

Con la trágica muerte de una madre y sus dos hijas ayer en Biescas son ya doce las personas que se han dejado la vida este mes en las carreteras aragonesas. De hecho, todavía no ha concluido y octubre arroja ya el peor balance de víctimas mortales del año. De hecho, hay que remontarse a mayo de 2009 para encontrar un número de fallecidos tan alto. Pese a ello, todo apunta a que este acabará siendo el año con menos muertes de tráfico desde que la DGT elabora estadísticas.

Hasta ayer, 24 de octubre, 2010 sumaba 64 fallecidos en el asfalto de la red viaria aragonesa. En el mismo periodo de 2009, las víctimas mortales habían sido 69. Por lo que si tenemos en cuenta que el pasado fue el mejor año de las últimas décadas, este lleva camino de marca un nuevo récord. En cualquier caso, todavía quedan por delante dos meses especialmente conflictivos en la carretera, por el gran número de festividades y desplazamientos que acumulan. Sobre todo diciembre, con las celebraciones navideñas.

Hasta ahora, en lo que a carreteras se refiere, es la N-232 la que más muertes acumula. En los dos tramos sin desdoblar que discurren por la Comunidad -carretera de Logroño y de Castellón- se han producido doce fallecimientos en lo que va de año. En segundo lugar se sitúa la también conflictiva N-II -carretera de Barcelona-, con siete víctimas mortales. La autovía mudéjar (A-23), con otras siete muertes, y la de Madrid (A-2), a su paso por Zaragoza, con cuatro, figuran también entre las vías de mayor siniestralidad.

Aunque durante los últimos años se había producido un repunte en el número de siniestros registrados en Huesca, Zaragoza vuelve a encabezar el balance de fallecidos. De hecho, la mitad exacta de los que se contabilizan este año han perdido la vida en carreteras de esta provincia. En Huesca, han muerto 20 personas, mientras que en Teruel los fallecidos son 12.

Las colisiones, a la cabeza

A la hora de analizar las causas de los accidentes, se observa que las colisiones -muchas de ellas, frontales, y bastantes, múltiples- se sitúan a la cabeza. En el balance de 2010, se contabilizan ya 31 choques mortales en nuestro territorio. Por número, le siguen las salidas de vía, con un total de 14. Entre estas últimas, hay que destacar cuatro, en las que los turismos terminaron precipitándose a un pantano, un barranco o un río, como sucedió ayer en Biescas. Los atropellos mortales han sido siete, con otros tantos fallecidos: cinco peatones y dos ciclistas.

Aunque son los conductores los que casi siempre resultan peor parados, también se observa un repunte en el número de acompañantes muertos. Los primeros suman ya 40, mientras que los segundos son 14. En cuanto a los motoristas que se han dejado este año la vida en la carretera, el balance acumulado son 3. Casualmente, todos estos decesos se han registrado en los meses de septiembre y octubre.

Etiquetas