Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EMBALSES

Partidos y agentes sociales consideran «irrenunciable» el proyecto de Biscarrués

PSOE, PP, PAR e IU recuerdan el amplio consenso que hubo en la Comisión del Agua sobre este embalse y relativizan los informes críticos del Centro de Estudios y Experimentación.

El proyecto del embalse de Biscarrués recibió ayer el apoyo de todos los partidos políticos, excepto CHA, de los sindicatos agrarios y de instituciones como el Gobierno de Aragón, que relativizaron los informes emitidos desde el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (Cedex) dentro del proceso de tramitación de la Declaración de Impacto Ambiental. El organismo dependiente del Ministerio de Fomento alerta en ellos sobre los impactos «críticos» por la desaparición de un tramo fluvial en buen estado de conservación y dice que «su asunción dependerá del interés social real de la obra y de la inexistencia de alternativas».

PSOE, PP, PAR e IU consideran «irrenunciable» esta obra, que nació de un amplio consenso político en la Comisión del Agua, cuyos acuerdos se comprometió a cumplir el Ministerio de Medio Ambiente. Para el secretario provincial del PSOE y senador, José María Becana, existen dos razones fundamentales para dar luz verde a la presa de 35 hm3: el Ministerio ya autorizó un proyecto cinco veces mayor y «porque nace de una amplia mayoría política y social en Aragón con una gran legitimidad democrática».

En el mismo sentido, el PP mostró su extrañeza «porque pudiéramos aprobar un embalse de 192 hm3 y ahora tengamos tantos problemas con uno de 35». El diputado Ángel Pintado recordó que los informes del Cedex no son vinculantes. «Todo lo que aparece en esos informes son cuestiones lógicas en este tipo de obras, subsanables, por eso en las declaraciones se plantean medidas correctoras». Hace 8 meses la Comisión de Medio Ambiente del Congreso aprobó por unanimidad una moción a favor de Biscarrués.

Por su parte, el dirigente del PAR en la Comarca de la Hoya Joaquín Serrano instó a la Confederación Hidrográfica del Ebro y al Ministerio de Medio Ambiente a adoptar las medidas precisas para «afrontar esas obras de inmediato, cumpliendo la decisión ampliamente mayoritaria de la Comisión del Agua de Aragón. No son aceptables nuevos retrasos».

IU reiteró el amplio consenso sobre Biscarrués alcanzado en la Comisión del Agua. «Es fruto de un pacto tan amplio como la cota media de Yesa", en palabras de José Manuel Alonso, representante de Izquierda Unida en ese foro, quien al mismo tiempo mostró su respeto por los informes medioambientales. «Estoy perplejo, porque nos opusimos al grande, que tuvo informe positivo, y nos encontramos ahora con que el pequeño, el que apoyamos, puede tenerlo negativo».

La nota discordante la puso Chunta Aragonesista, contraria al embalse. Para Joaquín Palacín, miembro del Consejo Nacional, el Cedex ha documentado «todas las afecciones de las que nosotros hablábamos, y una vez conocidos los informes, no se entendería una declaración de impacto positiva». «El embalse de Almudévar tiene que ser la alternativa a Biscarrués, como San Salvador lo fue a Santaliestra», añadió.

«El Cedex se ha extralimitado»

También el Gobierno de Aragón salió en defensa de un proyecto que es «irrenunciable y básico». «Lo apoyaremos como una actuación fundamental para el desarrollo socioeconómico de Aragón y un bien del interés general», señaló el director del Instituto Aragonés del Agua, Rafael Izquierdo, que no quiso entrar a valorar los informes. «Tengo plena confianza en los técnicos de la CHE, el informe del Cedex es respetable, pero también hay otros».

No faltaron las críticas a este organismo. El propio vicepresidente y portavoz del Ejecutivo aragonés, José Ángel Biel, declaró que «el Cedex se ha extralimitado en el ejercicio de sus competencias». Subrayó el hecho de que el informe de uno de sus técnicos se filtrara al Ayuntamiento de Biscarrués antes de llegar a los organismos competentes. «Nos ha llamado también la atención cómo algún ayuntamiento disponía del informe del Cedex en abril, cuando ni lo conocía el Gobierno de Aragón ni la CHE, lo cual nos hace pensar que el Cedex tendría que explicar ambas cosas».

Los sindicatos agrarios se sumaron a las muestras de respaldo a la obra. «No se puede echar atrás el proyecto, hay que sacar adelante una obra consensuada que ha dejado atrás el gran Biscarrués de 192 hectómetros», declaró el presidente de Asaja Huesca, quien cree que la publicación de los informes son «un globo sonda en clave electoral». «Todos los proyectos tienen afecciones y por eso precisamente hay que hacer una evaluación de impacto, para corregirlas», señaló, por su parte, el secretario regional del sindicato UAGA, José Manuel Penella.

Etiquetas