Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

HUESCA

Parte del patrimonio de Nozar en Aragón está hipotecado, como el balneario o Las Margas

Varias cajas y bancos rechazaron la refinanciación porque las propiedades que presentaban como aval tienen cargas. Quedan en suspenso las negociaciones para la futura gestión de los hoteles.

Muchos turistas no están dejando escapar la oportunidad de visitar el balneario antes de su cierre
Parte del patrimonio de Nozar en Aragón está hipotecado, como el balneario o Las Margas
L. ZAMBORAÍN

La inmobiliaria Nozar S. A. presentó el concurso de acreedores voluntario el viernes en un juzgado de Madrid porque no pudo refinanciar su deuda de 700 millones de euros. Uno de los motivos que alegaron algunas de las entidades financieras a las que debe dinero -entre las que se encuentran Ibercaja y Caja de Ahorros de la Inmaculada- es que los avales y activos que presentaron para respaldar la operación estaban hipotecados o pignorados. Según fuentes próximas, parte del balneario de Panticosa y del complejo Las Margas Golf en Sabiñánigo están hipotecados.

La lucha de la familia Nozaleda por mantener las instalaciones del balneario de Panticosa abiertas en los últimos meses también está relacionada con la refinanciación de la deuda, puesto que un negocio en funcionamiento tiene un valor económico mayor.

Por ello, aunque tener abierto el balneario todo el año no haría más que sumar perdidas, se planteó, después del inminente cierre acordado para el 20 de septiembre, reabrir el 1 de diciembre para la temporada de esquí. Además, el objetivo es que las instalaciones no se queden sin vigilancia para evitar que pierdan valor.

Con el casino sucede algo similar. La empresa Nozar está interesada en conservar la licencia -que fue muy disputada en su día- de un negocio que solo genera pérdidas. Ahora, la intención es reabrirlo en otro espacio de Huesca.

Sin embargo, aunque la presentación voluntaria del concurso de acreedores permite a la familia Nozaleda poder mantener la gestión, bajo la supervisión de los tres administradores concursales que designe el juez, esta nueva situación todavía no se sabe cómo afectará a las decisiones que ya se habían tomado. A pesar de que oficialmente, Nozar S. A. ha transmitido el mensaje de que el concurso de acreedores no va a afectar para nada a las cinco empresas del Alto Aragón, la realidad es que ahora desconocen si podrán cumplir el calendario.

Hay que recordar que Nozar S. A. es la única accionista de las cuatro sociedades propietarias del balneario de Panticosa, la embotelladora y el hotel y el campo de golf de Las Margas en Sabiñánigo. En el caso del Bodegas Enate, tiene el 90% del accionariado. Ahora, habrá que esperar a que el juez nombre a los concursales para ver si ratifican los planes de Nozar con respecto a las fechas de apertura o cierre.

Nozaleda tuvo el sueño de convertir el decadente balneario de Panticosa en un resort de lujo y devolverle así el esplendor que tuvo en épocas pasadas. Comenzó a principios de la década y con el auge de la construcción, principal actividad de Nozar S. A., acometió una serie de inversiones para obras faraónicas con la firma de conocidos arquitectos como Rafael Moneo o Álvaro Siza. No solo no se ha amortizado la inversión, sino que incluso se han tenido que dejar obras a medias.

En estos momentos, el aparcamiento principal de las instalaciones está sin acabar puesto que solo llegó a completarse la primera fase. Lo mismo ocurre con el Centro de Alto Rendimiento (CAR), en el que, a falta de pocos detalles, se paralizaron las obras y ahora el paso del tiempo ha estropeado estancias que estaban completamente acabadas. De hecho, la empresa que realizaba las obras de construcción era una UTE formada por Aguas de Panticosa y Lena Construcciones, filial de Nozar, y la misma empresa que el viernes presentó también un concurso voluntario de acreedores. No obstante, según explicaron ayer fuentes de Nozar, la UTE está disuelta porque las obras se paralizaron.

Un proyecto hipotecado y con edificios sin acabar es muy difícil de vender. Aunque su intención no es deshacerse del patrimonio sino buscar un gestor o inquilino que quiera explotar el complejo. Con el futuro gestor del Hotel Las Margas de Sabiñánigo, las negociaciones también estaban muy avanzadas pero, según pudo conocer ayer este diario, ahora han quedado en suspenso.

Etiquetas