Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EDUCACIÓN

PAR y PSOE ultiman un acuerdo para la gratuidad progresiva de los libros de texto

Los socialistas están dispuestos a que los padres pasen a pagar en función de sus rentas a partir del próximo curso. La medida, básica para cerrar hoy la negociación presupuestaria.

El portavoz parlamentario del PAR, Javier Allué, ultima un acuerdo con su homólogo del PSOE, Jesús Miguel Franco, para acabar con la gratuidad de los libros de texto, de forma que su coste sea progresivo y lo asuman las familias en función de su nivel de rentas a partir del próximo curso. Esta medida es básica para cerrar hoy la negociación los presupuestos de 2011, en la que el PAR ha impuesto una serie de condiciones dentro de la política de desmarque de sus socios socialistas que mantiene en las últimas semanas.

Allué confía en llegar a un acuerdo en las "arduas negociaciones", para lo que se ha tenido que conformar con que el PSOE le tumbe la mitad de sus enmiendas en la ponencia parlamentaria sobre medidas tributarias. De hecho, ayer se votaron las cuatro propuestas del PAR, dos de las cuales, las relativas a las mejoras fiscales para microempresas y las deducciones para inversiones en empresas de investigación y desarrollo (I+D), salieron adelante. En el primer caso con un limitación en la bonificación impuesta por el PSOE.

Sin embargo, rechazaron las que planteó para que los menores de 21 años no pagaran el impuesto de sucesiones o para que los mayores de 40 años con seguro médico privado pudieran deducirse. En ambos casos, PAR y PP sumaron sus votos frente al resto de partidos, evidenciando las diferencias de criterio entre los socios de gobierno.

En el capítulo de medidas tributarias, la negociación política quedó despejada con la votación de las cuatro enmiendas del PAR y el rechazo de la última que había planteado IU y que se dejó aparcada para su estudio. En este último caso, la coalición de izquierdas defendió la supresión de las deducciones en la compra de un piso con otro. Y como en años anteriores, socialistas y aragonesistas rechazaron en bloque las más de mil enmiendas de la oposición, con la consiguiente crítica de los grupos a la aplicación del "rodillo".

El portavoz del PAR también defendió la exigencia de que Madrid entregue el esfuerzo fiscal realizado por Aragón en materia impositiva durante los últimos cinco años para hacer efectivo el acuerdo bilateral de financiación. Y ya dio por aparcada su tercera reclamación, por la que planteaban que los fondos para financiar el déficit de los servicios ferroviarios se eliminara para aumentar la subvención al bus rural.

Por su parte, el portavoz socialista eludió pronunciarse alegando, a través de terceros, que estaba "muy ocupado". El diputado Antonio Piazuelo dio por cerrado el acuerdo político en las medidas tributarias, "a falta de los flecos", e incidió en que "va por buen camino" el de la ley de presupuestos de 2011. Y advirtió que hay "poco margen" porque los departamentos ya han fijado sus prioridades, aunque dio por hecho el acuerdo para limitar la gratuidad de los libros de texto.

La oposición, además de criticar el rechazo de todas sus enmiendas, puso el énfasis en la escenificación de los problemas de la coalición de gobierno. "Está finiquitada. Cada socio va por su lado y la coalición hace aguas", señaló el popular Manuel Guedea.

"Descomposición del PSOE-PAR"

Para el diputado de CHA Chesús Yuste el Gobierno de Aragón está "en descomposición" porque el PAR plantea con enmiendas lo que no ha hecho en doce años "como si estuviera ya en la oposición". Además, incidió en que los socios de gobierno "se han olvidado de gobernar y están entretenidos en sus rituales electorales".

El diputado de IU Adolfo Barrena señaló que ni siquiera hubo margen de maniobra para negociar, dado que PSOE y PAR se negaron a tocar el capítulo de ingresos, imprescindible para disponer de fondos para enmendar las cuentas.

Etiquetas