Aragón
Suscríbete

COMPARECENCIA EN LAS CORTES

Oliván baraja recortes en el gasto farmacéutico y externalizaciones

En su comparecencia en las Cortes, el consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón explicará que su Departamento podría concluir con un déficit presupuestario de 500 millones de euros.

El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia, Ricardo Oliván
Oliván prevé externalizaciones de servicios y recortes en el gasto farmacéutico
JOSE MIGUEL MARCO

El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia, Ricardo Oliván, ha reconocido este jueves la complicada situación de su departamento por lo que ve necesario adoptar medidas orientadas a optimizar los recursos y a controlar el gasto corriente para garantizar la calidad en la prestación de los servicios de salud y bienestar.

Oliván ha hecho esta afirmación en una intervención ante los medios de comunicación, antes de comparecer en la Comisión de Sanidad de las Cortes de Aragón para explicar las principales líneas de actuación de su departamento en la actual legislatura.

El consejero ha advertido que la situación del departamento es "complicada", con un déficit acumulado de 456 millones de euros, principalmente relacionado con el capítulo de gastos corrientes intrahospitalarios.

Ha insistido en que su principal objetivo es buscar un "margen de maniobra" para tratar de controlar el gasto y ahorrar recursos en colaboración con los profesionales sanitarios sin perjudicar la calidad de la atención.

También ha anunciado que están en estudio las medidas adoptar para reducir el gasto farmacéutico, sin descartar ninguna de las fórmulas aplicadas en las distintas comunidades del país.

En el punto de partida de su análisis ante la Comisión de Sanidad, Oliván ha explicado que del total de déficit detectado en su consejería, 425 millones corresponden al área de Sanidad y 30,7 a la de Bienestar Social, una situación que ha achacado a una insuficiente dotación presupuestaria de partida y una gestión "mejorable" de los recursos disponibles.

Esta situación ha provocado que la demora media del pago a los proveedores se sitúe en 260 días, aunque en algunos casos este retraso llega a alcanzar el año.

Medidas para reducir el gasto

En cuanto a las líneas que se aplicarán en el área de Salud, el consejero ha anunciado cambios normativos para que el médico tenga el rango de autoridad pública, y potenciar la autonomía del paciente a la hora de elegir centro y profesional médico.

También se prevé racionalizar la estructura territorial del Salud mediante una disminución de los cargos directivos, con una política "clara" de recursos humanos que fije las plantillas necesarias en los centros y a través de auditorías periódicas de evaluación del gasto.

Oliván ha hecho una breve referencia a posibles externalizaciones de servicios a través de conciertos y prestaciones, y ha anunciado que se llevarán a cabo de forma "inversamente proporcional" a la optimización de los recursos disponibles, "y siempre que sea más económico que realizarlo en el sistema público".

Ha defendido una reformulación del actual mapa sanitario en Aragón en aras de una mayor eficacia y optimización de recursos para tratar de adecuarlos a la distribución de las áreas de salud pública, y ha expresado su voluntad de consensuar acciones tanto con las asociaciones profesionales en sanidad y bienestar social como con los agentes sociales, con los que se reunirá el próximo día 8.

A este respecto ha anunciado la constitución de dos mesas permanentes de coordinación en ambas áreas con el fin de "escuchar" las propuestas de todos estos colectivos y garantizar una gestión "transparente".

Hospitales de Teruel y Alcañiz

En cuanto a la política de inversiones, ha anunciado que el próximo mes de octubre se adjudicarán las obras del Hospital de Teruel con un plazo de ejecución 54 meses, y ha reiterado su compromiso con el de Alcañiz, "que se realizará a la mayor brevedad posible, teniendo en cuenta la situación económica".

También ha lamentado la falta de previsión del anterior gobierno al presupuestar 84 millones de euros en 2011 para asistencias vinculadas a la Ley de Dependencia, dado que el déficit previsto por los técnicos para finales de año de 28,7 millones.

Ha anunciado que su departamento evaluará la atención a la dependencia ya que, en su opinión, "se está convirtiendo más en un subsidio que en un servicio social", dado que el 85 por ciento del total presupuestado se destina a ayudas económicas.

Demandas de otros grupos parlamentarios

El parlamentario del PSOE Eduardo Alonso, ha instado al consejero a no "dejar mermar" el esfuerzo económico llevado a cabo en los últimos dos años a pesar del actual contexto de crisis, y le ha demandado "diálogo, consenso, transparencia, y que facilite la labor de control de la oposición en las Cortes".

El diputado del PAR Manuel Blasco, que ha ofrecido al consejero una "colaboración crítica", ha valorado las medidas anunciadas pero ha advertido que un estado del bienestar "no sólo puede verse condicionado por criterios económicos", por lo que ha considerado necesarias "buenas dosis de diálogo" con los colectivos sociales y profesionales en busca de posiciones de consenso.

La portavoz de CHA, Nieves Ibeas, ha expresado su preocupación por el futuro del sistema de salud pública en Aragón, y ha manifestado que las externalizaciones iniciadas por el anterior Gobierno "con ustedes no van a tener límite".

En el turno de intervenciones, la parlamentaria de IU Patricia Luquín ha criticado la "obsesión" del PP en reducir el déficit por la vía del gasto sin contemplar la de los ingresos vía fiscal, y ha preguntado al consejero por los recursos con los que prevé contar para llevar a cabo las medidas anunciadas.

Etiquetas