Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

TURISMO

La ocupación de casas rurales en la Comunidad no pasó del 50% en julio

La ocupación de las casas rurales en Aragón durante el mes de julio ha llegado sólo al 50% frente al 70% habitual para estas fechas.

Viviendas en Benasque
La DGA ultima en Benasque 39 VPO de alquiler para los trabajadores del turismo
GOBIERNO DE ARAGÓN

La ocupación de las casas rurales en Aragón durante el mes de julio ha llegado sólo al 50% frente al 70% habitual para estas fechas.

Así lo ha asegurado Jesús Marco, presidente de la Federación Aragonesa de las Asociaciones de Turismo Rural (Faratur), quien ha señalado que la causas de esta bajada han sido el mal tiempo, con frío y lluvias, y la mala situación económica debido a la crisis.

Esperan una ocupación mayor en agosto

Marco ha explicado que espera que en agosto esta situación mejore llegando a una ocupación del sesenta o setenta por ciento y ha agregado que no saben las cifras con exactitud «ya que hay muchos turistas que esperan a última hora para reservar».

Los datos del verano no mostrarán una gran diferencia con los registrados en 2010, un año que está siendo parecido ya que se prevé una media de ocupación estival de un sesenta por ciento, ha indicado el presidente de Faratur.

La Comunidad aragonesa dispone de unas 1.200 casas rurales con 14.000 plazas, que están viendo como decaen su demanda debido a la aparición de «ofertas ilegales», ha denunciado. «Hay gente que alquila su segunda residencia anunciándose en portales de Internet como casas rurales sin poseer la licencia de apertura que concede el Gobierno de Aragón», ha explicado Marco, para el que se está haciendo "muchísimo daño" al sector al dar una "mala imagen" del turismo rural aragonés.

La mayor parte de las casas rurales en Aragón se concentra en la provincia de Teruel y Huesca, con 480 en cada una, mientras que Zaragoza dispone de 240.

Habitualmente y a partir de la crisis, los meses de junio y septiembre han supuesto un repunte para el turismo rural en la comunidad aragonesa, ya que la situación económica ha obligado a viajar en temporada baja, con menos masificación y con precios más asequibles, ha dicho.

Las zonas aragonesas más solicitadas por los turistas son las de montaña como los Pirineos, la Sierra de Gúdar y Javalambre, el Maestrazgo y el Moncayo.

La situación de crisis ha obligado a reducir costes a la hora de salir de vacaciones por eso desde Faratur se ha observado que los aragoneses son los turistas que más visitan su propia comunidad, debido a la cercanía de los destinos.

Madrileños, catalanes, vascos y castellano leoneses completan el perfil de los visitantes de la Comunidad aragonesa.

Pronunciado ascenso en los últimos años

Sin embargo, en su opinión, en los últimos años el turismo rural ha experimentado un pronunciado ascenso, ya que la gente busca la tranquilidad y la calma que proporcionan los pueblos, así como la calidad y los precios que ofrecen estas viviendas.

La gastronomía y las actividades al aire libre, como el senderismo, observatorio de aves, agro-turismo con recogidas de frutas o barranquismo, son otros de los atractivos que hacen que más personas visiten durante los meses estivales la Comunidad de Aragón.

Etiquetas