Despliega el menú
Aragón

POR LAS OBRAS ARAGONESAS

Nombres de un litigio

La nómina de personajes que han tenido algún protagonismo en el largo conflicto de los bienes es muy amplia. Los que aparecen a continuación son solo una parte de quienes han tenido un papel en momentos fundamentales. Otros han hecho una labor que no ha trascendido.

El litigio sobre los bienes de las parroquias del Aragón oriental se ha prolongado durante tantos años y ha resultado tan proceloso que son muchos los protagonistas que se han ido sucediendo en cada uno de sus capítulos. A pesar de que la falta de una solución práctica puede ofrecer otra idea, lo cierto es que se han dado muchos pasos. Unas veces esos pasos han servido para avanzar hacia la resolución y otras para enmarañar aún más la cuestión. Esta es una selección de los principales nombres propios, la mayoría del clero, que han intervenido hasta ahora:

Obispos de Aragón

 

SEGUNDO GARCÍA DE SIERRA Y MÉNDEZ. Un pionero esforzado y eficaz.

Fue obispo de Barbastro entre 1954 y 1964 y se esforzó por integrar en su diócesis a todo el territorio aragonés que dependía de Lérida. Acudió a Roma, donde se entrevistó con el nuncio Hildebrando Antoniutti, quien le apoyó a que siguiera con sus reivindicaciones.

 

damián iguacén. La voz que se alzó.

Nacido en Fuencalderas (Zaragoza), fue obispo de Barbastro entre 1970 y 1974. Valedor del clero, al que apoyó y animó. Escribió y habló a favor de la integración del territorio eclesial aragonés. Su intervención más destacada fue ante la Conferencia Episcopal en 1981. Hubo una histórica votación secreta sobre este asunto, con 50 votos a favor, 13 en contra (de los 13 obispos catalanes) y cuatro abstenciones. Con 94 años, vive retirado como obispo emérito de Tenerife.

AMBROSIO ECHEBARRÍA. Figura principal en el litigio.

Emerge con luz propia como figura principal de este litigio. Fue obispo de Barbastro desde 1974 a 1999 y, por tanto, primer prelado titular de la de Barbastro-Monzón. Consagró infinidad de esfuerzos a su diócesis y supo organizar sin traumas la reintegración de los territorios.

javier osés. Trabajador incansable.

Obispo de Huesca que ofreció siempre su ayuda al clero que celebró una asamblea en 1982, constituyéndose una comisión permanente de sacerdotes que prestó un gran servicio a la defensa de la causa aragonesa. Dimitió tras un enfrentamiento entre el clero y la jerarquía eclesiástica aragonesa en 1985. Falleció en 2001.

JUAN JOSÉ OMELLA. Continuador de la tarea.

Sucedió a Echebarría una vez completado el proceso de integración de las parroquias y se mantuvo firme en la defensa de la devolución de los bienes. Nacido en Cretas (Teruel), fue designado obispo de Calahorra en 2004, donde continúa desempeñando su labor.

 

ALFONSO MILIÁN. Adalid del museo diocesano.

Obispo nacido en La Cuba (Teruel) en 1939. Es actualmente el único prelado nacido en Aragón titular de una diócesis aragonesa. Ha mantenido la línea de sus predecesores, sin cejar en la reclamación de los bienes. Ha anunciado un recurso a la reciente denegación del exequátur. Bajo su mandato se ha edificado el museo diocesano, que está previsto que abra sus puertas el próximo otoño.

Obispos de Lérida

José messeguer. El causante del litigio.

Obispo de Lérida de 1889 a 1905. Nació en Vallibona (Castellón). En su objetivo de crear un museo diocesano a imagen de lo que ocurría en otras sedes, se dedicó a recopilar piezas por las parroquias de Aragón, que entonces eran territorio de su diócesis. El museo fue fundado en 1893, solo tres años después de tomar posesión de su cargo (el 30 de diciembre de 1889). No pidió permiso a Roma como hubiera sido preceptivo para una compraventa, y las piezas llegaron a Lérida en concepto de depósito.

RAMÓN MALLA. Un obispo leridano para Lérida.

Fue obispo de Lérida desde 1968 a 1999. Nacido en La Seo de Urgell (Lérida). Le tocó vivir la segregación de la diócesis. Defendió que las piezas de las parroquias aragonesas permanecieran en Lérida con el argumento de que formaban parte del museo diocesano, pero a la vez reconoció que las obras estaban en depósito, lo que le ocasionó no pocos problemas con buena parte de los eclesiásticos catalanes.

 

francesc xavier CIURANETA. Rebelde frente a Roma.

Tarraconense que sustituyó a Ramón Malla. Fue relevado por problemas de salud, quedando Xavier Vinyals como administrador de la diócesis. No escatimó medios para resistirse a los pronunciamientos de Roma y para poner barreras a su cumplimiento, hasta llegar a la desobediencia. Dio entrada en el litigio a posturas soberanistas.

 

JUAN PIRIS. Una nueva etapa.

Obispo actual de Lérida desde julio de 2008. Nació en Cullera (Valencia). Ha abogado por compartir las obras sin discutir acerca de su propiedad. No ha acatado las sentencias vaticanas hasta el momento, aunque se comprometió a hacerlo.

Clero aragonés

josé maría leminyana. El párroco que supo ser puente.

Párroco de Roda de Isábena. Alma, motor, infatigable acicate de la causa entre el clero de las comarcas afectadas. Verdadero puente entre los curas aragoneses adscritos a Lérida y los curas de Aragón. Él provocó, dirigió y alentó el famoso compromiso de Roda, embrión del clero aragonés en la recuperación de las tierras y los tesoros oscenses. Falleció en 2009.

 

Enrique calvera. Atento y vigilante.

Responsable del Patrimonio histórico-artístico de Barbastro-Monzón, fue asesor del obispado en labores administrativas y culturales.

josé mora pellicer. Memoria del proceso.

Deán del cabildo de Barbastro y vicario judicial, es una de las personas que mejor conoce el litigio tanto en lo que se ve como en los entresijos.

 

PEDRO ESCARTÍN. Un gran defensor.

Vicario general de Barbastro-Monzón y buen conocedor del litigio. Como tal, ha defendido ante la Justicia la falta de legitimidad del obispo Messeguer en la adquisición de las obras de las parroquias.

Los hombres de Roma

Antonio innocenti. Movilizó a clero y autoridades.

Nuncio que con su inesperada 'dilata' entorpeció el cumplimiento de la decisión del episcopado español a favor de Aragón. Un clamor se levantó en la Comunidad contra esa decisión, una especie de bomba que sirvió para movilizar al clero y a las autoridades aragonesas.

mario tagliaferri. Un aliado en la Nunciatura.

Vio siempre con simpatía las posturas de la Iglesia de Aragón. Recibió a la comisión del clero. Le tocó ejecutar el decreto de la Congregación de los Obispos que creaba la nueva diócesis de Barbastro-Monzón en 1995 en el que se ordena la transferencia de "los bienes temporales".

 

LAJOS KADA. Nombró a la comisión.

Nuncio en España, nacido en Hungría en 1924 y fallecido en 2001. A pesar de que el obispo de Lérida le había hecho llegar varios informes sobre el derecho que asistía a su diócesis, hizo cuanto pudo para esclarecer el problema. Nombró una comisión de cuatro expertos juristas cuyo dictamen, en 1997, fue a favor de Barbastro. Con ello, el nuncio dio su conformidad a través de un decreto el 29 de junio de 1998.

CARLOS J. SCICLUNA. Negó la propiedad de Lérida.

Promotor de Justicia de la Signatura Apostólica del Vaticano, última instancia jurídica de la Iglesia, una especie de Tribunal Supremo eclesiástico ante cuyas sentencias no cabe recurso. En 1999, el promotor de Justicia emitía un dictamen sobre una reclamación del obispo de Lérida que concluía con que "no debe admitirse a discusión (...) ya que con total evidencia carece de todo fundamento jurídico".

Silverio Nieto. Árbitro designado por el Papa.

En un último intento el prelado de Lérida acudió al Santo Padre que está por encima de todo tribunal. El Pontífice decidió nombrar un juez que, a modo de árbitro y con la ayuda de dos expertos de cada diócesis, decidiera de modo definitivo sobre el patrimonio en litigio. Por encargo de la Santa Sede, el nuncio Monteiro nombró para este menester a Silverio Nieto, hombre de vocación tardía, que había sido magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Ratificó todos los pronunciamientos anteriores y volvió a dar la razón al obispado de Barbastro.

MANUEL MONTEIRO. Apostó por el acuerdo.

Portugués, que fue nuncio en España desde 2000 a 2009. Trató de propiciar acuerdos, aunque los pronunciamientos jurídicos durante su mandato fueron siempre claros en favor de Barbastro.

 

RENZO FRATINI. Un recién llegado.

Tomó posesión en 2009 como nuncio en España.

 

Políticos y seglares

 

JOAN MANUEL TRESSERRAS. Defensor de Messeguer.

Consejero de Cultura y Medios de Comunicación de la Generalitat de Cataluña y miembro de ERC. Ha defendido siempre la legítima titularidad de Lérida sobre las piezas y las adquisiciones llevada a cabo por el obispo Messeguer.

 

maría victoria broto. La voz de la DGA.

Consejera aragonesa de Cultura. Ha sido firme en la exigencia de la devolución de los bienes y en pedir responsabilidad a Lérida.

 

HIPÓLITO G. DE LAS ROCES. El abogado de la diócesis.

Ex presidente de Aragón y fundador del PAR. Como abogado, se encarga de la defensa jurídica de la propiedad de la diócesis de Barbastro-Monzón pero su apoyo viene de muchos años atrás.

Ángel ros. Niega la propiedad de Barbastro.

Alcalde socialista de Lérida desde 2004. Ha negado siempre la propiedad de Barbastro-Monzón y ha apostado por prolongar las negociaciones en busca de un acuerdo.

Etiquetas