Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

huesca

Nieve en el Pirineo y árboles tirados por el viento

Las cadenas fueron obligatorias en dos de los accesos a Francia, el Somport y el Portalet, durante buena parte de la mañana.

Terraza de Llanos del Hospital, donde el viento acumuló la nieve.
Nieve en el Pirineo y árboles tirados por el viento
J. M.

La nieve obligó ayer al uso de cadenas en dos accesos a la frontera con Francia, el puerto de Somport y el de Portalet; y el viento provocó la caída de tres árboles en Huesca y Ribagorza, sucesos que se saldaron sin daños personales. Son las consecuencias del paso del temporal de frío, viento y lluvias por la provincia oscense.

Los copos volvieron a teñir el Pirineo de blanco como si de pleno invierno se tratara. Y aunque la acumulación de nieve no fue excesiva, sí obligó el temporal al uso de cadenas en dos vías altoaragonesas: los últimos kilómetros de Somport, desde Canfranc hasta la frontera, y en los siete que separan Sallent del Portalet. También en Benasque la nieve cubrió el acceso a Los Llanos del Hospital y la web de Tráfico recomendaba, aún a última hora de la tarde, circular con precaución por dicha carretera. En algunos puntos, por la ventisca, se acumularon hasta 20 centímetros de nieve.

94 kilómetros por hora

Las rachas de viento de hasta 94 kilómetros por hora se llegaron a registrar en poblaciones como Aínsa y Cerler. Fue en esta segunda comarca, la de Ribagorza, donde el viento provocó mayores problemas. Los bomberos de la zona explicaron que tuvieron dos salidas por la caída de árboles. El primero, en la carretera de la Solana (vía que une diversos núcleos de Bisaurri y de Castejón de Sos), obligó a cortar el tráfico, aunque fue retirado en menos de una hora y todo volvió a la normalidad. Las ráfagas también tiraron otro ejemplar en Castejón de Sos, sin consecuencias según los servicios de emergencia, y un tercero en Huesca capital, en la calle de Teruel, que cayó sobre la vía pero que fue retirado inmediatamente por los bomberos.

Respecto a las temperaturas, la mínima la marcó Cerler, donde el mercurio bajó hasta los -4 grados. Canfranc también llegó hasta los -1. El mediodía, en ambas poblaciones y en otras del Pirineo, no les dio tregua y se mantuvo en bajos valores como los 1 de Canfranc y Benasque o los 4 que Aragüés tuvo de máxima.

Etiquetas