Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

VIVIENDA

Ni un constructor se suma al plan de la DGA para desatascar 6.000 pisos en stock

Los empresarios rechazan acogerse a la nueva figura de la vivienda garantizada porque, aseguran, "la rebaja a aplicar en el precio es muy fuerte"

El plan de vivienda garantizada lanzado en Aragón para desatascar el stock de pisos libres, que ronda los 6.000 solo en Zaragoza y su entorno, está bloqueado por el nulo interés demostrado por promotores y constructores desde su entrada en vigor a finales de agosto. La orden de la DGA por la que se facilita el acceso a ayudas y avales para adquirir viviendas durante dos años no ha logrado desbloquear ni una sola vivienda, por lo que los potenciales compradores no tienen oferta disponible. El presidente de la Asociación de Promotores y Constructores de Zaragoza, José Luis Roca, señaló que la rebaja que deben aplicar en los precios es "muy fuerte", por lo que dudó que haya empresarios dispuestos a acogerse a esta nueva modalidad que garantizaría un piso de 90 metros cuadrados con trastero y garaje por 240.000 euros en la capital.

 

Fuentes oficiales de la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Urbanismo señalaron ayer que por el momento no se ha declarado ninguna vivienda garantizada, aunque señalaron que es muy pronto para valorar la eficacia de la medida. La orden autonómica pretende desbloquear el mercado inmobiliario facilitando avales de hasta el 10% del precio final de los pisos, que no podrán superar los 196.473 euros en Zaragoza y las localidades turísticas del Pirineo. El precio se reduce para Huesca y Teruel a 159.634 y a 122.796 en el resto de municipios. Además, la DGA firmó convenios con siete entidades financieras para facilitar créditos para las viviendas garantizadas, que pueden ser tanto libres como protegidas.

 

José Luis Roca reconoció la iniciativa autonómica, pero señaló que el "comentario general" de los promotores cuando se les ha explicado el plan es que la reducción de precio a aplicar en Zaragoza para poder acoger, de hasta un 35%, es "muy fuerte". "Ya se ha hecho un ajuste importante, cercano al 15%, por lo que apenas queda margen porque el 80% del precio de la vivienda es la hipoteca", sostuvo.

 

El presidente de los promotores defendió que el precio máximo se fije para Zaragoza en 300.000 euros, como ha planteado el ministerio como tope máximo, y el actual más reducido se aplique en el entorno metropolitano, que sí permitiría sacar muchas promociones. A su juicio, esto sí podría desatascar el stock inmobiliario, aunque manifestó que en otras comunidades tampoco están registrando mucho éxito. Como ejemplo puso Tarragona, donde sí se pueden acoger a la vivienda garantizada por 300.000 euros, "y tampoco se ha movido el mercado".

Roca insistió en reconocer el esfuerzo del Gobierno autonómico, pero incidió en que la "clave" para que tenga éxito este plan de de dinamización inmobiliaria están en el ajuste de los precios. "Se ve la preocupación de la DGA, pero habrá que esperar a ver cómo evoluciona la figura de la vivienda garantizada", resaltó.

Etiquetas