Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

GRANDES OBRAS

Navarra concluye la perforación del túnel más largo de la autovía a Jaca

El Gobierno foral garantiza que la A-21 estará concluida en su Comunidad en catorce meses, pero Fomento demorará el enlace con Jaca hasta el año 2014.

Trabajadores de la contrata, tras unirse los dos frentes de excavación del túnel, el miércoles.
Navarra concluye la perforación del túnel más largo de la autovía a Jaca
GOBIERNO NAVARRO

Navarra ha dado un paso simbólico en la conclusión del tramo de su competencia de autovía Pamplona-Jaca con la perforación del túnel más largo de la A-21 en Yesa. Este paso subterráneo, de 1.585 metros de longitud, permitirá salvar la sierra de Leyre e inaugurar los últimos 16,6 kilómetros de la autovía a su paso por la Comunidad vecina, que ejecuta directamente el Gobierno foral, a finales del próximo año.

La consejera de Obras Públicas, Laura Alba, explicó el miércoles en el acto de conexión de los dos frentes de excavación del túnel (denominado cale) que era la actuación más crítica para garantizar que se pueda rematar el tramo navarro en diciembre de 2011, que suma en total 46 kilómetros. En mes y medio se hará el cale del segundo túnel, ya que cada sentido de circulación tendrá su propio paso subterráneo, conectados cada 400 metros por galerías de emergencias.

La perforación se inició a principios de mayo en la vertiente de Pamplona y a finales de junio en el lado de Jaca, con jornadas de trabajo de 24 horas, salvo los sábados por la tarde y los domingos. La pretensión es que este subtramo, comprendido entre Yesa y el límite con Aragón, esté listo en agosto de 2011, mientras que el anterior, entre la Venta de Judas de Lumbier y Yesa, se alargará hasta diciembre.

El problema reside en que los conductores se encontrarán en Aragón con las obras a medias y solo verán máquinas en los 4,4 kilómetros entre Tiermas y el límite con Navarra. De hecho, solo estará listo en 2011 el primer tramo del lado aragonés, entre el límite provincial de Huesca y el barranco de las Colladas, pero su impacto será mínimo al suponer únicamente dos kilómetros de los sesenta que suma la autovía entre Jaca y Navarra. Las empresas contratistas ya han acabado la construcción en este sector, aunque aún habrá que esperar unos meses para rematar estos trabajos.

Será la excepción que confirma la regla, puesto que en el resto de la A-21 siguen paradas las máquinas o su presencia es testimonial. El único punto donde se veían operarios este mes era entre los enlaces de Sigüés y la A-1601, además de en el límite con Navarra.

El Ministerio de Fomento, del que depende la construcción del tramo aragonés, ni siquiera ha empezado las obras en el 66% del trazado. Y no lo podrá hacer antes de 2012, porque su compromiso ahora es desbloquear esta infraestructura por la vía de la colaboración público-privada, que implicará la licitación de los trabajos a lo largo del próximo año. Si la tramitación administrativa y los propios plazos de las obras se cumplen, la infraestructura se completará en el horizonte del año 2015.

Etiquetas