Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

TRÁFICO/ARAGÓN

Mueren dos jóvenes conductores en otro choque frontal en el tramo más peligroso de la N-232

Ocho meses, cuatro accidentes mortales y siete fallecidos. Esas son las cifras que escupe la estadística del tramo más peligroso de la N-232 en 2008. Dos jóvenes conductores sumaron ayer sus nombres a la dramática lista de fallecidos, tras una brutal colisión frontal registrada en Luceni y en la que hubo que lamentar otros cinco heridos: dos graves y tres leves. Entre estos últimos, un bebé de poco más de dos meses.

La Guardia Civil de Tráfico ha abierto una investigación para esclarecer las causas de este nuevo accidente, que se produjo a la altura del punto kilométrico 278,200 y en el que se vieron implicados cuatro vehículos. Sin embargo, todos los indicios apuntan a que tuvo su origen en un adelantamiento indebido. De hecho, así parecen haberlo manifestado también algunos testigos.

La muerte de Óscar G. R., de 25 años y natural del barrio zaragozano de Casetas, y de Hugo M. A., de 24 y vecino de Calahorra, se produjo sobre las ocho y media de la mañana. El primero, que circulaba solo en un Opel Astra en dirección Logroño, intentó adelantar a una furgoneta y chocó de frente contra el turismo en el que viajaba una familia riojana, un Ford Focus C-Max. El conductor de este coche murió y los ocupantes, dos mujeres de origen sudamericano y un bebé de menos de tres meses, resultaron heridos.

Según fuentes de la Guardia Civil de Tráfico, la víctima que más gravedad revestía era una joven de 14 años, identificada con las iniciales D. G. G., que tuvo que ser evacuada en helicóptero al Hospital Clínico de Zaragoza. La otra mujer, V. V. G. L., de 19 años y madre del niño, también sufrió lesiones importantes y tuvo que ser trasladada en ambulancia a la capital aragonesa. El bebé, I. M. G., iba en un cestillo en la parte trasera, y fue asistido en el Hospital Infantil.

El joven de Casetas intentaba rebasar a una Chrysler Voyager cuando se produjo la fatal colisión. El conductor de este tercer vehículo y la mujer que le acompañaba, ambos de Zaragoza, fueron testigos de excepción del brutal impacto, en la que estuvieron a punto de verse implicados. De hecho, solo una hábil maniobra del hombre evitó el choque en cadena. El conductor, identificado como Emilio José A. S., logró hacer pasar su furgoneta por el estrecho hueco que quedaba en la calzada, pero terminó impactando unos metros más adelante con un camión que circulaba en dirección Zaragoza.

El conductor del vehículo pesado resultó ileso, pero la joven que viajaba en la furgoneta, identificada con las iniciales S. P. D., de 35 años, tuvo que ser asistida de lesiones leves.

Guardia Civil, 112, 061 y los Voluntarios de Protección Civil de la Ribera Alta del Ebro participaron en las asistencias.

Cinco vidas en 300 metros

La misma recta en la que se produjo el accidente de ayer fue escenario de otro trágico siniestro hace menos de dos meses. Entonces, esta peligrosa carretera segó la vida de tres jóvenes de nacionalidad italiana. Por causas que se desconocen, el turismo de alquiler en el que se desplazaban invadió el carril contrario y chocó frontalmente contra un camión. El vehículo quedó destrozado y los tres ocupantes (dos hermanos de 22 y 17 años y una amiga de ambos) fallecieron en el acto.

El pasado 7 de agosto, en un punto muy próximo de la N-232 (279,800), perdía la vida en otro accidente un vecino de Tudela, de 32 años. El vehículo que conducía, un Mercedes Smart, permanecía ayer estacionado en el taller de Luceni al que fueron trasladados los tres vehículos implicados en este último siniestro. "No paramos", reconocía este lunes cabizbajo uno de los empleados.

En lo que va de año, la N-232 se ha cobrado diez vidas en sus dos tramos sin desdoblar: la carretera de Logroño y la de Castellón. El primero contabiliza siete muertes, mientras que el segundo sumó tres.

El desdoblamiento, en proyecto

El alcalde de Mallén, Antonio Asín, lamentaba ayer este nuevo accidente, pero reconocía que "el mal estado de la carretera es una cosa, y las muchas imprudencias que se comenten al volante, otra". El primer edil, acompañado de los presidentes comarcales de la Ribera Alta del Ebro y del Campo de Borja, se desplazó el pasado 16 de julio a Madrid para reunirse con el secretario de Estado de Planificación, el aragonés Víctor Morlán. "Se trata de no bajar la guardia y de mantener la presión", explicaba el alcalde, indicando que este tipo de encuentros se producen "de forma periódica".

"La N-II y la N-232 están estrangulando nuestra comunidad. Sin embargo, el proyecto de desdoblamiento marcha más avanzado en esta parte", comenta el alcalde de Mallén. "Fomento ha pasado ya este plan de obras a Medio Ambiente, y no va a esperar a que se pronuncie para licitar la redacción del proyecto (valorado en 103 millones de euros), que podría adjudicarse a finales de este verano", señala.

Etiquetas