Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

CONSERVACIÓN NATURAL

Muere uno de los tres pollos de quebrantahuesos rescatados

Covadonga, uno de los tres pollos de quebrantahuesos rescatados esta primavera de dos nidos de la provincia de Huesca, murió la semana pasada por una malformación congénita que le afectaba al sistema respiratorio y al vascular. El animal, que en el momento de fallecer pesaba unos cuatro kilos y estaba en aparente buen estado de salud, fue encontrado muerto el sábado por la mañana por los veterinarios que le atendían tras una pequeña operación quirúrgica en una de sus patas.

Según explicó el director de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, Gerardo Báguena, las patologías detectadas en la necropsia realizada al cadáver descartan cualquier esperanza de vida del pollo. "Cuando Covadonga nació hubo que asistirle porque dejó de luchar para salir del huevo -recordó este experto en quebrantahuesos-. Su desarrollo siempre fue más lento de lo normal y pensábamos que sufría una infección, pero ha sido ahora cuando hemos sabido cuál era el problema".

Junto a Covadonga fue rescatado otro pollo en el que no se ha detectado ninguna anomalía y que se encuentra en Ordesa con una tercera cría completando su proceso de aprendizaje. Ambos procedían de un nido en el que no había nacido un quebrantahuesos en los últimos 21 años y del que se han recuperado tres huevos en dos años.

Recurso contra los rescates

Por otra parte, la asociación L'Aliaga ha presentado ante el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón sendos recursos de alzada contra los cinco intentos de rescate de pollos realizados este año. Sus miembros consideran que estas intervenciones vulneran la Ley de Patrimonio natural y de la Biodiversidad.

Etiquetas