Aragón
Suscríbete

GRAN PREMIO DE ARAGÓN

Motorland abre el plazo de reservas para acampardurante la prueba de Moto GP

La zona tendrá capacidad para 4.000 personas, ampliable a 15.000. A poco más de un mes, ya no quedan plazas para alojarse en la zona.

Motorland abrió ayer el plazo de reservas para la zona oficial de acampada durante la prueba de Moto GP, que se celebrará en Alcañiz entre el 17 y el 19 de septiembre. Los aficionados al motor que vayan a acudir al Gran Premio de Aragón ya pueden solicitar plaza en este espacio, que contará con un aforo inicial de 4.000 personas y una extensión de aproximadamente 10 hectáreas.

Sin embargo, “la capacidad se podrá ampliar en función de la demanda, hasta un máximo de 15.000 plazas”, aseguran fuentes oficiales de Motorland. En este caso, la zona de acampada ocuparía una extensión de 24 hectáreas -incluyendo los aparcamientos y zonas comunes- del parque tecnológico de la Ciudad del Motor. Además, el número final dependerá del tipo de afluencia, ya que no ocupa la misma superficie una moto que una caravana.

El espacio de acampada estará situado a escasos metros del circuito y de las puertas de acceso a las gradas. Los usuarios, que pueden elegir entre dos zonas diferentes, una familiar -tranquila y de descanso- y otra más juvenil y dinámica, tendrán a su disposición todo tipo de servicios. El recinto contará con seguridad privada y asistencia sanitaria, además de duchas, taquillas, acceso a internet, supermercado, bar y restaurante. “En las pruebas de motociclismo siempre existe una gran demanda de este tipo de alojamiento”, afirman desde Motorland.

Aunque se ha creado una página web informativa (www.acampadaoficialmotorland.com), las reservas deben realizarse a través del teléfono (902 105 226 y 615 411 255) o del correo electrónico (reservas@acampadaoficialmotorland.com) hasta el día 14 de septiembre, cuando finaliza el plazo de inscripción. A partir de entonces, solo se podrá conseguir una plaza en las taquillas del campin cuando empiece la prueba de motociclismo, aunque su precio será algo más alto. Aquellos que prefieran asegurarse un sitio con antelación deben solicitarlo y pagar la totalidad del importe a través de una transferencia bancaria. De esta forma, solo tendrán que preocuparse de entregar el recibo cuando lleguen a la zona de acampada.

Quienes adquieran por anticipado el abono -de viernes a lunes- podrán alojarse los cuatro _días por 30 euros, a lo que hay que sumar el precio del vehículo: 50 euros para caravanas y vehículos de más de cinco plazas, 30 para los turismos y 15 para las motos. Los que solo quieran alojarse a partir del sábado tendrán que pagar 15 euros por persona, 30 para las caravanas, 15 para los turismos y cinco por cada moto.

En el área de influencia

Cuando queda poco más de un mes para la celebración del Mundial de Moto GP en Motorland, los alojamientos del área de influencia del circuito ya no disponen de plazas libres. Tanto es así que desde hace un mes no queda ninguna cama en hoteles, casas rurales y albergues en un radio de 70 kilómetros de Alcañiz. Ahora mismo, los aficionados al motor que tengan pensado desplazarse a la ciudad turolense solo tienen dos opciones: hacerse con una tienda de campaña y reservar plaza en el campin del circuito o conformarse con una cama en un lugar algo más alejado. “Ahora nos estamos centrando en ofrecer alojamiento en Zaragoza”, asegura el gerente de la Central de Reservas de Aragón, Ricardo Sánchez.

Hasta el momento, cuando se han vendido más de 30.000 entradas -el circuito tiene un aforo de más de 70.000 espectadores-, parece que son los aficionados aragoneses y los procedentes del norte de España los más interesados en disfrutar del Gran Premio de Aragón. La principal causa: la ausencia de circuitos en la zona. Hasta esta temporada, los españoles aficionados a este deporte solo tenían la opción de disfrutar de pruebas del Mundial de Moto GP en Cheste (Valencia) o en Jerez, circuitos muy alejados de comunidades como Galicia, Asturias, Cantabria o el País Vasco.

“Es una locura. No tenemos ni idea de la cantidad de gente que se prepara para venir. Tengo el teléfono desbordado porque recibo entre 300 y 400 consultas diarias. Además de aragoneses, llaman muchos vascos, catalanes y madrileños”, explica Luis Soler, representante de la Asociación de Hosteleros de Teruel. En cuanto a los aficionados extranjeros, los más interesados en acudir a la cita son los ingleses y los vecinos del sur de Francia, desde donde la central de reservas recibe “muchas llamadas de agencias de viajes”. Aún así, la situación está más tranquila que a principios de junio, cuando -según Sánchez- se produjo un auténtico aluvión de solicitudes.

Etiquetas