Aragón
Suscríbete

PARÓN EN LAS INFRAESTRUCTURAS OSCENSES

Fomento reanudará obras de la A-21 y la A-23 en septiembre

Morlán recalcó que esta decisión se ha tomado teniendo en cuenta que en quince días ha cambiado la situación, ya que "se ha mejorado la recaudación".

Estado actual de las obras en la A-22, entre Binéfar y Almacellas
Fomento reanudará obras de la A-21 y la A-23 en septiembre
CONCHA SILVáN

El secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, ha asegurado que en el mes de septiembre se van a reanudar las obras paralizadas en algunos tramos de la A-23 y de la A-21, por lo que la autovía que unirá Pamplona, Jaca, Huesca y Lérida estará concluida antes de las elecciones de 2012.

Así lo ha indicado a los medios después de mantener una reunión con los empresarios, los alcaldes y los presidentes de las comarcas oscenses afectados por esta infraestructura, al tiempo que ha recalcado que esta decisión se ha tomado teniendo en cuenta que en quince días ha cambiado la situación, ya que "se ha mejorado la recaudación" y se han superado "con muy buena nota" los test realizados a las entidades.

Esto supone, ha insistido, en que la deuda que tiene España tiene menos interés por lo que hay más capacidad para gastar ese dinero.

Por ello, los proyectos entre Lérida y Huesca, donde existen problemas de seguridad o de movilidad serios, continuarán, como la variante de Binéfar y el tramo que une Binéfar con el límite de la provincia.

Por tramos

En la A-23 (Jaca-Huesca), se van a reanudar las obras en los tramos Caldearenas-Lanave, Arguís-Monrepós, Nueno-Congosto, Monrepós-Caldearenas (con el método alemán, es decir, pagando al final) y Jaca-Jabarrella, mientras que en el caso de la A-21, de Jaca a Pamplona, se ha optado por la financiación pública-privada.

Morlán ha dicho que también el tramo entre Sabiñánigo y Jaca va a tener una dotación suplementaria y se podrá continuar con las obras, aunque ha reconocido que el tramo Huesca-Siétamo no se va a licitar ya que no se tiene dinero para ello.

No obstante, ha querido dejar claro que la autovía la tienen que acabar toda, no se puede dejar así, y "las obras que se han ralentizado cuando se tenga dinero se irán acelerando" y "las que se rescinden habrá que licitarlas de manera inmediata con el proyecto de licitación para poder acometerlas cuanto antes".

Respecto a la seguridad vial de las obras paralizadas, ha recalcado que las empresas tienen que cumplir con sus compromisos, aunque estén reprogramadas las obras, y la Administración colaborará en lo que sea necesario para que eso sea así.

Respecto a la seguridad vial de las obras paralizadas, ha recalcado que las empresas tienen que cumplir con sus compromisos, aunque estén reprogramadas las obras, y la Administración colaborará en lo que sea necesario para que eso sea así.

Crisis a nivel nacional

El secretario de Estado ha comenzado su intervención ante los medios haciendo hincapié en que la decisión de paralizar obras en la provincia de Huesca y en todo el país se basó en una crisis económica internacional que ha obligado a rescindir obras por valor de 6.400 millones de euros en dos años.

A los alcaldes y empresarios les ha explicado las consecuencias de esta situación, aunque ha subrayado que él ha defendido "los intereses de mi provincia mejor que muchos de los que me critican ahora, bastante mejor", aunque ha reconocido que "las dificultades existen y es innegable que estamos en una situación de crisis".

Morlán ha mantenido dos reuniones en la mañana de hoy, una con los presidentes de la Cámara de Comercio de Huesca y con el de la CEOS, Manuel Rodríguez Chesa y José Luis López, respectivamente, y otra con los alcaldes del eje de la autovía y de presidentes de comarcas de la zona.

Estaban invitados 28 alcaldes y 6 presidentes comarcales, aunque algunos no han podido venir porque estaban de vacaciones y han enviado a tenientes de alcalde.

Etiquetas