Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

En primera persona

"Es el momento de que vuelvan"

Más de 20 municipios de Huesca reclaman la devolución de alguna obra. Los vecinos de Algayón, en Tamarite de Litera, no pierden la esperanza de recuperar una pintura del siglo XV que ahora se exhibe en Lérida, aunque tampoco creen que ese día llegue pronto.

Los feligreses de Algayón, un pequeño núcleo de Tamarite de Litera, ayer a la salida de misa.
"Es el momento de que vuelvan"
CONCHA SILVáN

LA masiva concentración celebrada ayer en la plaza del Pilar de Zaragoza representó la voz y el sentimiento de más de una veintena de municipios de la provincia de Huesca, pertenecientes a varias comarcas, que vienen reclamando desde hace años la devolución de sus obras de arte. Esta larga lista la componen Baells, Zaidín, Torrente de Cinca, Bonansa, Capella, Torre la Ribera, Valle de Lierp, Graus, Tamarite de Litera, Montanuy, Azanuy, Fraga, Monzón, Isábena, Villanueva de Sijena, Berbegal, Peralta de Alcofea, Arén, Foradada de Toscar, Castigaleu, Lascuarre, Tolva y Santaliestra.

Los vecinos de todos ellos estuvieron muy pendientes de lo que ocurrió ayer en la capital aragonesa. Fue el caso, por ejemplo, de los habitantes de Algayón, un pequeño núcleo de Tamarite de Litera, desde donde reivindican el retorno de una pintura al temple sobre tabla de San Blas del siglo XV, perteneciente al gótico internacional y obra de Jaime Ferrer II.

Ayer, los feligreses que acudieron, como cada domingo, a la misa de las 10.25 en la iglesia parroquial de Algayón, reconocieron estar desanimados por los escasos avances que ha tenido el litigio de las obras de arte. La mayoría, no obstante, no pierden la esperanza y confían en que al final regresarán los bienes, aunque no creen que ese día llegue pronto.

En este sentido, Conchita Blanc comentó con disgusto que "se ha retrasado tanto que no parece que vaya a cambiar nada. Cada poco tiempo salen noticias en los periódicos, pero seguimos igual". Sus palabras fueron corroboradas por el grupo de vecinos -mujeres en su mayoría- que se agolparon frente a la iglesia parroquial, aunque algunos manifestaron que tienen algo más de esperanza, como Lourdes Saura, algo más joven, que argumentó que "reconocemos que, hasta ahora, los bienes han estado a buen recaudo, pero es el momento de que vuelvan a Aragón, porque nuestras parroquias pertenecen ahora una diócesis aragonesa, aunque sea a un museo, donde seguirán estando bien custodiados".

"A la iglesia de donde salió"

Algunos preferirían que la tabla del siglo XV, exhibida en la iglesia de San Lorenzo de Lérida, volviese al pueblo, "porque es de esta parroquia y tienen que devolverlo, además, me gustaría que estuviese en la iglesia de donde salió", señaló con vehemencia Francisco Santamaría.

La tabla salió del pueblo en 1903, "hace ya ciento siete años", recordó el alcalde de esta entidad menor asociada a Tamarite, José Perella, pero todos la tienen presente. Muchos vecinos la han visto en sus viajes a Lérida, como Celeste Barrabás, a la que también le gustaría poder verla en su pueblo.

Por desgracia, no creen que tenga demasiado efecto la protesta de ayer en Zaragoza, a la que no se plantearon ir "porque hay que desplazarse y no creemos que sirva para mucho", explicaron casi a coro la veintena de feligreses de Algayón. La esperanza, como buenos practicantes, dicen que no se pierde y se ponen todos de acuerdo en que "los bienes volverán, pero será costoso", dijo Perella.

Etiquetas