Despliega el menú
Aragón

EN ARAGÓN

Los divorcios y separaciones caen un 20% en los últimos cuatro años

El número de rupturas matrimoniales sigue en caída libre en Aragón, pero la crisis económica dificulta los acuerdos, por lo que aumentan los contenciosos judiciales.

La crisis económica dificulta los divorcios 'amistosos' y hay más contenciosos judiciales
Menos divorcios, pero más conflictivos
JOSÉ MIGUEL MARCO

El número de parejas aragonesas que deciden romper su relación matrimonial va en caída libre desde que comenzó la crisis económica. En los primeros seis meses de 2011 se han dado 1.486 divorcios y separaciones, un 4,2% menos que el año pasado a esas alturas.

De hecho, desde 2007, el descenso ronda el 20%. Una situación que responde a las dudas que surgen en las parejas a la hora de tomar una decisión que, normalmente, lleva consigo unos importantes costes económicos, superiores según casos a 2.000 euros.

Precisamente este año se cumple el trigésimo aniversario de la primera Ley de Divorcio en democracia, impulsada por el entonces ministro de Justicia, Francisco Fernández Ordóñez (UCD). Desde entonces, un matrimonio se podía disolver tras el primer año de casados, aduciendo causas justificadas y siempre previo paso por la separación legal.

Piedras en el camino que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se encargó de eliminar en 2005 con la conocida como Ley de Divorcio exprés, que permitía la disolución matrimonial sin la necesidad de la separación como paso previo al divorcio, y sin la obligación de alegar causas legales.

Una simplificación en el proceso que derivó en un brusco descenso del número de separaciones, y el consiguiente aumento de divorcios. Sin embargo, como explica la abogada especializada Begoña Cuenca, “con la crisis hay menos divorcios y separaciones”, pero mientras “antes había muchos más mutuos acuerdos, ahora es más difícil, y se llega a juicio más a menudo”.

Las parejas quieren conseguir la mejor salida posible a su matrimonio y ceden menos que hace unos años. O lo que es lo mismo: menos divorcios, pero más conflictivos. Para suavizar el proceso y ayudar en los trámites y negociaciones, el Gobierno de Aragón cuenta con un Programa de Orientación y Mediación Familiar que “tiene por objetivo permitir a los padres y madres la continuidad del ejercicio de sus responsabilidades parentales en un clima de cooperación y respeto mutuo”, según informan desde el área de Bienestar Social y Familia de la DGA.

De una forma u otra, un matrimonio dura de media diez años en España –cada año se separan o divorcian más de cien mil parejas-, y casi el 50% de las personas que se casan terminarán rompiendo esa unión. Como señala la abogada Cuenca, “las principales causas siguen siendo las infidelidades –factor que dificulta la llegada de acuerdos mutuos-, y el simple desgaste y falta de afecto marital”.

Más de 4.000 parejas de hecho en Aragón

En cambio, el término ‘pareja de hecho’ (la DGA lo estipula como ‘Pareja Estable no Casada’) tiene cada vez más adeptos en la comunidad aragonesa. Desde que se creara esta figura en 1999, hasta 4.308 parejas han optado por dar este paso, que obliga a una “convivencia marital durante un periodo ininterrumpido de dos años, como mínimo, o que se haya manifestado la voluntad de constituirla mediante escritura pública”.

Con ello, las parejas se garantizan una serie de ventajas económicas, laborales y sociales que no tendrían si solo estuvieran unidas por una "análoga relación de afectividad", y que solo el año pasado llevaron a inscribirse en el registro a 786 parejas, y en lo que va de año a 617.

Etiquetas