Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

PRESUPUESTOS 2011

Medio Ambiente se lleva la peor parte del tijeretazo de la DGA, con un 30% de caída

Su capacidad inversora dependerá de partidas extrapresupuestarias, al igual que Obras Públicas, que también sufre un recorte del 20%. Servicios Sociales, Sanidad, Educación y Universidad se libran del ajuste de los Presupuestos en 2011, que rondará de media el 8%.

Las consejerías de Medio Ambiente y Obras Públicas se llevarán la peor parte del tijeretazo pactado por los socios del Gobierno de Aragón para las cuentas de 2011. Los dos departamentos con mayor capacidad y necesidad inversora tendrán que buscarse la vida, porque sufrirán una sustancial caída del 30% y algo inferior al 20%, respectivamente.

Esta abultada pérdida de fondos, en torno a los cien millones de euros, les obligará a paralizar o ralentizar actuaciones programadas. Pero de cara a la opinión pública, los consejeros más afectados por el recorte venderán que la inversión real en el territorio no sufre un varapalo gracias a la ejecución de infraestructuras financiadas de forma extrapresupuestaria. Y como muestra, los dos proyectos estrella de los consejeros Alfredo Boné y Alfonso Vicente: en el primer caso, el plan de depuración del Pirineo, cuyos 169 millones de euros están conveniados con el Ministerio de Medio Ambiente (2008-2015), de los que faltan por invertir aún 69 tras haberse retrasado la dotación cuatro años. Mientras, el consejero socialista prevé ejecutar por concesión el plan Red de mejora y mantenimiento de carreteras, que implica una inversión inicial de 640 millones entre 2011 y 2013. Y la adjudicación se hará efectiva en el primer trimestre del año que viene.

El contrapunto está en los departamentos que asumen el grueso de la cobertura social y de los servicios básicos al ciudadano, en los que los gastos fijos difícilmente permiten rebajar la asignación. Así, Servicios Sociales, Sanidad y Educación, además de la Universidad, mantendrán casi intactas sus partidas, según confirmaron varios miembros del Gobierno autonómico. En Educación, Cultura y Deporte se incrementa el gasto en escolarización, pero se compensa con el recorte salarial a los funcionarios (en este departamento, más del 60% de la partida global va destinada a pagar las nóminas).

Como ya es sabido, el recorte rondará, de media, el 8% ante la sustancial caída de ingresos que implica la crisis, caso de Agricultura y de Ciencia y Tecnología. Como reconocieron varios de los afectados, el margen de negociación con el consejero de Economía y Hacienda, Alberto Larraz, ha sido mínimo este año tras recibir cada departamento a finales de septiembre el proyecto presupuestario, con las partidas fijadas capítulo por capítulo. "Solo se han podido rascar cuatro cosas, porque la verdad es que no había muchas posibilidades", apuntaron antes de reconocer que únicamente pudieron obtener, como mucho, dos o tres millones extra.

La I+D se lleva un varapalo

Otro departamento que se ha tenido que buscar financiación fuera de las arcas autonómicas es el de Ciencia y Tecnología. Como la financiación para la Universidad se mantendrá intacta (el campus contará con la misma transferencia básica que este año, 176 millones de euros), el resto de áreas centradas en la investigación y en la innovación y las transferencias a los entes públicos deberán sufrir el recorte global de la Consejería, de casi el 8%. Así, el varapalo presupuestario es más que severo, ya que algunos de los entes público de investigación adscritos se quedarán con la mitad del dinero de este año.

Por ello, la consejera saliente Pilar Ventura rubricó con la ministra del ramo, Cristina Garmendía, el pasado día 14 un acuerdo para desarrollar la Estrategia Estatal de Innovación que garantiza unos fondos estatales extra de 45 millones de euros mediante préstamos para el periodo 2010-2012, de los que casi 17 millones llegarán en el próximo ejercicio. Y esta cifra estaría cerca de igualar la que se ha recortado.

Otro de los departamentos que se tendrá que apretar el cinturón es el de Política Territorial, Justicia e Interior, pero sin poder recurrir a financiación extrapresupuestaria. De los 150 millones de los que dispone este año pasará a rondar los 120, lo que supone una reducción del entorno del 20%. Habrá partidas que prácticamente desaparecerán, como la del fondo de compensación comarcal. Este dinero iba destinado a inversiones, fundamentalmente en equipamientos que se han completado y que permite cerrar el grifo sin generar un problema añadido.

Etiquetas