Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SANIDAD

"Más de 14 meses para los juanetes"

Numerosos ciudadanos se quejan de los retrasos en las pruebas y operaciones. En algunos casos tienen que esperar más de un año.

Ana María Rubio ha esperado 1 año y 2 meses para tener una consulta de Traumatología.
"Más de 14 meses para los juanetes"
J. M. MARCO

Madre mía! He tenido que esperar un año y dos meses para tener consulta por los juanetes", explica Ana María Rubio, de 57 años. "Yo iba al médico al centro de especialidades Ramón y Cajal, pero me derivaron al hospital Miguel Servet, aumentando así, aún más, la demora en la cita de Traumatología", añade.

Mientras tanto, Ana María tiene que invertir mucho dinero en plantillas y zapatos que no le hagan daño. "Estos zapatos me han costado 100 euros y las plantillas, otros tantos", explicó. Cuando le operen este problema se resolverá, pero "al paso que va la burra" se gastará mucho dinero hasta que pase por el quirófano. "Aunque peor que el gasto es el daño que me hacen los pies", comenta.

Las consultas de Traumatología son unas de las que más demora presentan ya que tienen un tiempo medio de espera de 55 días. Por ejemplo, Eusebio Sinués sufre dolores muy fuertes de rodilla. "Más de un año entre consulta y consulta", dice nada más salir del Servet, cojeando.

Asunción Mainar también fue remitida al Servet. "En el Ramón y Cajal no sabían lo que tenía y me mandaron aquí. Lo que no me dijeron es que tendría que esperar 5 meses", comenta indignada. "El servicio de Traumatología va fatal", añade.

Las pruebas de diagnóstico también sufren retrasos considerables. "En mayo me dijeron que me mandarían a casa la cita para hacerme la prueba del sueño. Me afirmaron que no tardarían más de cinco o seis meses, pero ya han pasado ocho y no sé nada", lamenta María del Carmen Alvero. "Ahora mismo voy a poner una reclamación", afirma con rotundidad.

Teresa García Maldonado, vicepresidenta de la asociación de consumidores Informacu-Aragón, recuerda que uno de los asuntos más graves lo padecen las personas con obesidad mórbida. "Para las operaciones de reducción de estómago no se crea una lista de espera. Avisan a los pacientes cuando la intervención quirúrgica es inminente", denuncia. Además, otra de las prácticas que considera "ilógicas" es que hagan "las pruebas preoperatorias seis meses antes de la intervención". "Cuando llega la operación hay que repetir la mayoría, lo que supone un gasto de dinero absurdo y la situación económica no está para eso", critica.

Etiquetas