Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

INMIGRACIÓN

Más de 660 extranjeros solicitan el retorno

Se han gestionado 461 peticiones en Zaragoza, 106 en Teruel y 96 en Huesca. El total en España desde que comenzó el programa es de 15.339, según datos facilitados por el Ministerio de Trabajo en Inmigración.

La colombiana Hilda González se ha acogido al retorno voluntario.
Más de 660 extranjeros solicitan el retorno
ESTHER CASAS

La mayoría de los inmigrantes que llegaron a Aragón a partir de 1999 lo hicieron por motivos económicos. Entonces buscaban una salida a la crisis que vivían en su país y que ahora azota de lleno a la economía española. Una situación que ha provocado que 663 de esos inmigrantes no comunitarios en paro se hayan acogido al retorno voluntario laboral.

Desde que se puso en marcha el programa hace dos años y hasta la actualidad, 96 personas han solicitado en Huesca el abono de la prestación contributiva por desempleo a trabajadores extranjeros que retornan a su país de origen. En Teruel son 106 y en Zaragoza 461. El total en España desde que comenzó el programa es de 15.339, según datos facilitados por el Ministerio de Trabajo en Inmigración.

A esta cifra hay que añadir los inmigrantes que han solicitado el retorno voluntario por motivos de vulnerabilidad social. En el caso de Aragón, con datos de noviembre, se habían acogido a esta medida 12 inmigrantes en Zaragoza y 7 en Teruel. El global de toda España ha sido de 2.191, siendo Madrid y Valencia las comunidades que más han recurrido a esta alternativa con 398 casos y 389 respectivamente. A esta cantidad también habría que sumar las miles de salidas de trabajadores rumanos y búlgaros que no se contabilizan por ser ciudadanos de la Unión Europea.

"Es difícil saber cuántos inmigrantes se han ido de Aragón por la crisis. El hecho de que el retorno voluntario restrinja tanto las posibilidades de volver a entrar y haya que esperar al menos tres años para hacerlo, ha frenado que muchas personas recurran a esta medida. Con lo que les costado llegar es normal que la gente se lo piense mucho", apunta Federico Abizanda, jefe de la oficina para la inmigración del Gobierno de Aragón.

Según fuentes de Trabajo, la mayoría de las solicitudes proceden de ciudadanos de Ecuador pero también se han registrado muchos casos de Colombia, Argentina y otros países iberoamericanos.

Con el fin facilitarles el regreso, el Gobierno de Aragón, en colaboración con la Fundación San Ezequiel Moreno, ha puesto en marcha un programa integral de apoyo al retorno de estas personas. Incluye servicios de información y orientación, así como asesoramiento individualizado sobre las diferentes alternativas que se les ofrecen.

"El servicio comenzó en 2008, porque los inmigrantes fueron los primeros en notar la crisis. Queremos prepararles para que la vuelta a sus países sea lo más beneficiosa posible. Con este fin realizamos acciones de captación de ofertas de empleo en sus países o les apoyamos en la creación de pequeñas empresas", apunta Cristina Rodríguez, coordinadora de la Fundación San Ezequiel Moreno.

Hasta el momento 130 personas han recibido información sobre retorno, 77 han participado en el programa y 21 lo han realizado con éxito. "No es una ayuda económica sino un apoyo laboral, formativo y psicológico, con el que se intenta mitigar la sensación de fracaso que puede aparecer siempre que intentas un proyecto y ves que el resultado final no es el que esperabas", afirma Abizanda.

Etiquetas