Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SERVICIOS SOCIALES

Gran demanda del servicio de Atención Temprana

Cada vez más niños con discapacidad o riesgo de padecerla acceden a esta ayuda.

Luna Pujol juega con su terapeuta en el centro de Atención Temprana de Fundación DFA.
Gran demanda del servicio de Atención Temprana
ARANZAZU NAVARRO

En el año 2010, 650 familias aragonesas, con niños de hasta 6 años con discapacidad o riesgo de padecerla, solicitaron una valoración de los centros base del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) para entrar a formar parte del Programa de Atención Temprana. Una cifra que, según datos facilitados por el Gobierno de Aragón, podría alcanzar este año las 800 solicitudes, un 23% más que en el ejercicio anterior.

Para hacer frente a esta demanda, el presupuesto de contratación de servicios de Atención Temprana ha pasado de los 2,5 millones adjudicados en 2010 a los 3,1 previstos para el ejercicio de 2011.

Este aumento en el número de atenciones se debe a que cada vez hay una mayor interrelación entre los profesionales que tratan a los pequeños y que, ante la menor duda, envían el caso a los centros de valoración de Atención Temprana del IASS donde se estudia.

Como novedad en los centros de base del IASS, además de valorar técnicamente si un niño necesita Atención Temprana, en los casos cuyo nivel de problemática es mayor se realiza la valoración de la discapacidad y de la situación de dependencia del menor desde que nace y hasta los tres años.

«El incremento en el número de familias solicitantes se debe sobre todo al aumento de atenciones de prematuros y a que actualmente, los pediatras cuando ven algo que no va bien acuden al servicio. Antes, por ejemplo, recibíamos casos de niños autistas con tres años, ahora ya acuden con menos de veinte meses, en cuanto notan que algo no funciona bien», apunta Francisco Eguinoa, jefe de la sección de Atención Temprana.

El servicio, que es universal y gratuito no solo atiende a los niños, sino que presta ayuda global a los padres y cuidadores, mediante programas individualizados de atención, adecuados a la situación evolutiva de cada menor.

A lo largo de todo el año 2010, 1.338 niños fueron tratados individualmente y este año se prevé un incremento del 12% hasta llegar a los 1.500 casos. A algunos de estos chicos ya les han dado el alta o han cumplido los seis años, por lo que a fecha de 31 de diciembre de 2010 se estaba atendiendo a 950 menores en la red de centros de Atención Temprana. De ellos, el 80% reside en la provincia de Zaragoza, el 15% en Huesca y el 5% en Teruel, ya que uno de los objetivos del programa es que los niños sean atendidos en el centro más próximo a su casa.

 

Tratamientos individuales

Los casos que se tratan son de lo más variados e incluyen trastornos de tipo físico, psíquico o emocional, entre otros. «El grueso de las atenciones suelen ser niños con retraso madurativo, por ejemplo trastornos en el lenguaje o autismo», apunta Desiré Garrido, directora del Centro de Atención Temprana de Fundación DFA. En estas instalaciones se atendieron en 2010 a 304 niños y sus familias, de los cuales, 97 iniciaron tratamiento durante el 2009.

Una de las principales bazas del programa es que los tratamientos son personalizados y el seguimiento continuo. «El nivel de satisfacción es alto entre los usuarios y sus familias, pero los padres piden más horas y que se extienda más allá de los seis años, porque a partir de esta edad el servicio ya no es público ni gratuito», concluye Eguinoa.

Etiquetas