Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Robo de cobre

Más de 300 denuncias en un año

La factura es millonaria y afecta especialmente a grandes infraestructuras. La Guardia Civil detuvo a 39 personas.

La red ferroviaria no es un caso aislado. La imparable cadena de robos de cobre en Aragón afecta a todo tipo de instalaciones expuesta a las bandas de ladrones, aunque se cebra con las grandes infraestructuras. Solo en la provincia de Zaragoza se presentaron, entre enero y octubre, 201 denuncias; en Huesca se registraron 76 robos, y Teruel, otros 44. En ese mismo periodo de tiempo la Guardia Civil detuvo a 39 personas. Y los desmanes se repiten en las capitales de provincia, hasta el punto que la Policía Nacional ha decidido crear un subgrupo -dentro de la unidad de Delincuencia Organizada- que se ha especializando en este tipo de robos y espera recoger pronto los frutos de su trabajo.

El Ayuntamiento de Zaragoza tuvo que reponer en 2010 más de 100.000 metros de cable de suministro eléctrico (unos 50.000 kilos) de distintos barrios, en especial Arcosur, Valdespartera, Parque Goya II y polígonos como Plaza o Empresarium, a lo que hay que añadir las arquetas y cajas reventadas.

Una de las principales perjudicadas es la empresa Endesa, que en Aragón tiene 290 subestaciones, 13.000 centros de transformación y 30.000 kilómetros de líneas eléctricas. Vigilar estas últimas es imposible, pero en las subestaciones han puesto vigilancia y videocámaras y han logrado disminuir los robos. Fuentes de la empresa explican que los daños que causan los ladrones multiplica por diez el valor del cobre sustraído (el mayor fue de 17 toneladas).

Etiquetas