Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

LUIS ROLDÁN FUE EL PRÓFUGO MÁS BUSCADO

"Me moriré en Zaragoza, no puedo irme porque no tengo dinero"

El ex director de la Guardia Civil apura los últimos días de su condena disfrutando de un permiso, por lo que ya no volverá a dormir entre rejas. El viernes firmará su carta de libertad.

Luis Roldán a la salida del centro de inserción social de Torrero
"Me moriré en Zaragoza, no puedo irme porque no tengo dinero"
HERALDO

Después de pasar diez años en la prisión de Brieva (Ávila) y otros cinco teniendo que acudir a dormir al centro de inserción social de Torrero, Luis Roldán Ibáñez apura esta semana los últimos días de su condena de 31 años de cárcel. Lo hace disfrutando de un permiso, por lo que en realidad ya no tendrá que pasar ni una noche más entre rejas. Este viernes, 19 de marzo, firmará su carta de libertad.

 

A partir de ese momento, el ex director general de la Guardia Civil será un ciudadano que ya habrá cumplido todas sus cuentas con la Justicia. No obstante, seguirá debiendo al Estado buena parte de los 9,2 millones de euros que se le impusieron en concepto de responsabilidad civil y deuda con Hacienda.

 

Roldán habló ayer con este periódico y volvió a insistir en que no sabe nada de la fortuna que amasó cobrando comisiones ilegales y que nunca devolvió. También aseguró que seguirá viviendo en Zaragoza porque es donde vive su hijo y porque no tiene dinero para cambiar de residencia. Si no, dijo, se marcharía.

 

El zaragozano que durante 310 días fue el prófugo más buscado de España atendió a HERALDO en la puerta de su domicilio, el piso de la avenida del Tenor Fleta que antes perteneció a sus padres. Lo hizo poco después de hablar por teléfono con un diario de tirada nacional y vestido con un pantalón de chándal, un jersey y unas zapatillas de estar en casa.

 

"No quiero dar más explicaciones porque es inútil. Las he dado mil veces y he llegado a la conclusión de que no sirven de nada -interrumpió Roldán nada más ser abordado-. Hay una sentencia que confirma que yo no me llevé ni una peseta de los huérfanos de la Guardia Civil, y pese a todo siguen diciendo lo de los 75 millones. En una declaración judicial se aclara que el dinero lo tenía Francisco Paesa, y sin embargo continúan diciendo que lo tengo escondido... es inútil".

"Haré lo mismo que ahora"

El ex director general de la Guardia Civil dijo que esas acusaciones le producen "impotencia" y se mostró menos remiso a hablar de su vida como hombre libre. "¿Que qué voy a hacer a partir del viernes? Pues lo mismo que ahora: me quedaré en Zaragoza, que es donde está mi hijo, y aquí me moriré. A ver qué dice entonces el obituario de HERALDO, porque uno siempre es mejor persona cuando se muere -comentó con ironía uno de los delincuentes más famosos del país-. Si vienen a buscarme dentro de cinco años, aquí seguiré".

 

En un primer momento, Roldán solo mencionó lo de su hijo. Sin embargo, luego añadió que estaba obligado a quedarse en Zaragoza por cuestiones económicas. "No puedo irme porque no tengo dinero -aseguró-. Cualquiera que tuviera un poco de dinero y estuviera en mi caso se iría, no saben lo que es aguantar esto", dijo el todavía convicto.

 

Roldán logró el régimen penitenciario que le permite salir de la cárcel durante el día gracias a un trabajo como vendedor de seguros. Así estuvo dos años, pero ahora ya está jubilado y cobra una pensión que, según explicó a este periódico a mediados de 2009, es "tan baja" que no se le detrae ningún porcentaje con el que seguir pagando la deuda que tiene asumida con el Estado.

 

El que fuera también teniente de alcalde de Zaragoza prefirió que no se le hicieran fotos alegando motivos de seguridad. Aunque admitió que su puesta en libertad será una buena noticia, insistió en que su vida no va a cambiar mucho. "Ya podía irme de vacaciones cuando estaba de permiso -comentó restándole importancia-. ¿Qué cómo estoy de ánimo? ¿Cómo voy a estar después de los 15 años que he pasado?".

Etiquetas