Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ENCUESTA DE INTENCIÓN DE VOTO

Luis Felipe afianzaría la ventaja socialista en su estreno

Pese a llevar solo unos meses de alcalde, el sucesor de Fernado Elboj es con diferencia el candidato más reconocido y valorado

La dimisión de Fernando Elboj como alcalde de Huesca el pasado julio y su relevo por Luis Felipe no le pasarían factura al PSOE en las próximas elección municipales. Es más, el nuevo candidato es, con ventaja, el más conocido y el más valorado, incluso por encima de su antecesor. El PP sí conseguiría acortar distancias, pero no lo suficiente como para amenazar la hegemonía socialista. No obstante, al PSOE ya no le bastaría con reeditar el pacto con el PAR y tendría que buscar alguna otra combinación más compleja.

Los resultados de la encuesta de A+M para las municipales de 2011 otorgarían al PSOE un menor porcentaje de votos (del 38% pasa al 36%) pero un concejal más (10). Y es que el próximo año, a la espera de que lo ratifique la Oficina del Censo, habrá más sillones en la corporación para repartir, 25 en lugar de 21, al superar los 50.000 habitantes.

Parece que el desgaste de 11 años de gobierno y el cambio de candidato, con un perfil muy distinto al de Elboj, no resultarían determinantes para provocar un vuelco en el Ayuntamiento de la capital oscense, a diferencia de lo que apuntan todos los sondeos respecto al panorama político nacional. Eso sí, el PP iría recortando distancias: subiría de siete a nueve concejales y estaría a solo dos puntos del PSOE. Sin embargo, este crecimiento no sería suficiente para que su candidata, Ana Alós, alcanzara un pacto de gobierno: un acuerdo con el PAR la dejaría lejos de la mayoría.

Los aragonesistas, por su parte, serían los más perjudicados en el sondeo y seguirían sin sacar rédito a un mandato en el que han gobernado mano a mano con el PSOE. Solo mantendrían sus dos concejales, sin beneficiarse del aumento a 25. Y además no resultarían determinantes como hace tres años en la investidura. Si se reeditase un pacto PSOE-PAR, sumarían 12 ediles y les faltaría uno para la mayoría absoluta.

En este contexto las otras formaciones minoritarias podrían ser decisivas. Chunta Aragonesista se mantendría como tercera fuerza y pasaría de dos a tres concejales. Izquierda Unida se quedaría con el que ahora tiene.

Hay que considerar el elevado porcentaje de indecisos. Casi uno de cada cuatro votantes todavía no habría decidido por quién se decantará. En este colectivo son mayoría los que en 2007 votaron al PSOE (42%). El Partido Popular saca ventaja de la fidelización del voto, ya que un 80 por ciento de los que dicen haber confiado en este partido en 2007, volverían a hacerlo, frente a un 74% del electorado socialista. El PSOE sí absorbería la mayor parte de los nuevos votantes, pues un 30% de los jóvenes de 18 a 24 años se decantaría por los socialistas.

Más valorado que Elboj

Respecto a la valoración de los candidatos, llama la atención que el PSOE, lejos de verse perjudicado por el cambio de líder, saldría beneficiado. En el sondeo de 2009, Fernando Elboj estaba por detrás de Ana Alós en valoración (4,8 frente a 5,4), pero Luis Felipe supera el seis (6,3). Con solo tres meses al frente del Ayuntamiento se convierte en el que obtiene mayor reconocimiento. Le siguen Alós (5,6) y Fernando Lafuente (5,3). Por debajo del 5 están Pilar Novales (4,8) y Luis Gállego (4,7).

En cuanto al grado de conocimiento de los candidatos, el 93% de los oscenses saben quién es Luis Felipe, casi el mismo porcentaje de los que hace un año conocían a Elboj. Siete de cada diez conocen a Ana Alós (PP), y un número similar a Fernando Lafuente (PAR). Muy por detrás están los candidatos de IU y CHA. A la pregunta de quién cree usted que sería el mejor alcalde para el Ayuntamiento de Huesca, los encuestados tienen pocas dudas. El 34,1% dice que Luis Felipe, más del doble de los que apuestan por Ana Alós (12,4%).

Etiquetas