Despliega el menú
Aragón

PEAJES

Los transportistas creen "insuficiente" y "poco seria" la medida anunciada

Los grupos parlamentarios de PP, PAR, CHA e IU exigen a Magdalena Álvarez que ponga fondos para ampliar la propuesta.

La patronal de los transportistas, Tradime, fue ayer muy crítica con la medida anunciada por la DGA, que en su opinión es "insuficiente" e incluso "poco seria". Mientras, el presidente de la Plataforma por el Desdoblamiento -en cuya comisión permanente está integrada la propia Tradime- la consideró "positiva".

"Con este anuncio, parece que el Gobierno de Aragón intente callar a la sociedad. Pero nosotros no nos vamos a callar", manifestó tajante Jesús Arbiol, presidente de Tradime-Aragón, para quien la propuesta es satisfactoria "en un 0,1 sobre 10". "Desde la Plataforma, siempre habíamos pensado que lo más importante era sacar el tráfico pesado de ahí", resaltó. En su opinión, la iniciativa de la DGA "no es ni un guiño". "Faltan verdaderas ganas de solucionarlo, para los profesionales del volante esto es solo un parche". Arbiol también destacó el problema que se generará en el llamado "cruce de la muerte", entre la N-232 y la N-122.

Más complaciente se mostró el presidente de la Plataforma, Antonio Asín. El también alcalde de Mallén remarcó que su principal objetivo es "adelantar la construcción de la autovía", aunque valoró como "positiva" la medida anunciada. "Ya sabíamos que el Gobierno de Aragón se quería involucrar. Ha tomado la iniciativa, pero la negociación aún no ha terminado", apuntó Asín.

Por su parte, el alcalde de Gallur, Antonio Liz (CHA), calificó de "buena" la propuesta si se trata de una "declaración de intenciones", y recordó que los municipios sin acceso a la AP-68 seguirán utilizando la N-232, donde se encontrarán el mismo nivel de tráfico de vehículos pesados. "Navarra y el Ministerio de Fomento tienen que decir algo", añadió.

La oposición pide más pasos

El portavoz parlamentario del PSOE, Jesús Miguel Franco, resaltó el "resultado de una difícil pero fructífera negociación". "Hay una situación complicada, que viene de los años del PP, con el mal estado de la carretera y la larga concesión de la autopista, pero la DGA ha demostrado su interés en avanzar al máximo dentro de sus posibilidades en mejorar la seguridad y reducir los accidentes", agregó.

Javier Allué, el portavoz del PAR, enfatizó que "el Gobierno aragonés está dando la cara y ahora le toca a Fomento, que no tiene ninguna excusa para corresponsabilizarse de la parte que le toca, como hace en otras partes, poniendo fondos para ampliar la medida y acelerando los desdoblamientos".

Desde la oposición, la medida se vio de manera distinta. El responsable de infraestructuras del PP, Antonio Torres, la calificó de "un primer paso absolutamente insuficiente". "Si Fomento, donde parece que el secretario de Estado Víctor Morlán no sirve para nada, no entra con recursos económicos para ampliar la liberación del peaje, estará discriminando a los aragoneses en comparación con lo que hace en La Rioja, Galicia, Cataluña o Andalucía", añadió.

Bizén Fuster, de CHA, insistió en que la medida tiene sentido "si es un primer paso" y recordó que en La Rioja "se paga tanto la ida como la vuelta de todo tipo de vehículos y Fomento financia una parte importante". "El Ministerio debe validar este paso con un acuerdo más potente y sin olvidarse de la N-II".

El diputado de IU, Adolfo Barrena, también valoró "positivamente" el acuerdo, pero remarcó que "no resolverá el problema hasta que se garantice una vía de comunicación en condiciones". Para Barrena, "hay que ampliar la liberación de los peajes e insistir en acelerar los desdoblamientos, sin olvidarse de N-232 desde El Burgo".

Etiquetas