Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

reducción del gasto público

Los sindicatos llaman a "parar Zaragoza" con la huelga en el Ayuntamiento

Los funcionarios critican al gobierno municipal por "ansiar" el recorte de sus salarios mientras se dedica a "despilfarrar".

La asamblea de ayer en el Ayuntamiento.
Los sindicatos llaman a "parar Zaragoza" con la huelga en el Ayuntamiento
JOSé MIGUEL MARCO

Las secciones sindicales del Ayuntamiento de la capital aragonesa hicieron ayer un encendido llamamiento a los funcionarios municipales para "parar Zaragoza" el próximo día 8 con la huelga general convocada en el sector público. Lo hicieron con duras críticas al alcalde de la capital aragonesa, Juan Alberto Belloch, y a su gobierno al que acusaron de "ansiar" la medida impuesta por el Gobierno central de José Luis Rodríguez Zapatero mientras "despilfarran" los recursos municipales.

En una asamblea de trabajadores que contó con la asistencia de cientos de funcionarios, los representantes sindicales hicieron una apasionada defensa del empleo público. El presidente de la Junta de Personal, Óscar Andreu, expresó su rechazo a la reducción del salario de los funcionarios, así como al resto de las medidas aprobadas por el Ejecutivo central para contener el déficit. "Los recortes traerán más injusticia social y más paro", clamó Andreu ante los funcionarios.

En su manifiesto, los sindicalistas dijeron que el recorte afectará a sus ingresos de todo el año y auguró que los sueldos van a estar congelados varios años. "Este recorte lo pagaremos toda nuestra vida", subrayaron. Además, acusaron al gobierno municipal de "incumplir el pacto convenio".

Según los sindicalistas, el ahorro de los salarios de los funcionarios irá a parar a la navegación fluvial, a la telecabina, a los gastos de protocolo, a los asesores... "Son los primeros en ir a Dubái, Shanghái, Vancouver o donde haga falta", afirmó Andreu.

Los sindicalistas también cargaron contra el sueldo del regidor municipal. "Belloch es el alcalde que más cobra de España. Cobra más que el presidente del Gobierno", criticó. Además, Óscar Andreu añadió: "A los políticos, solo les parece digno su sueldo, como el alcalde Belloch, que cobra mil euros al mes por presidir una junta de portavoces a la que no va nunca".

Cargaron contra la externalización de servicios, como los de la Casa de Amparo o de las instalaciones deportivas, la congelación de plantillas o contra el despido de 10 médicos de la Casa de Socorro. El alcalde Belloch, el consejero municipal de Economía, Francisco Catalá, y la delegada de Personal, Lola Ranera, fueron el centro de las iras de los funcionarios. "Las condiciones laborales de los trabajadores municipales son dignas y estamos orgullosos, no nos las han regalado", afirmó.

Pero ante todo, rechazaron la "campaña" en contra de los funcionarios. "Dicen que somos muchos, trabajamos poco y cobramos demasiado", protestó Andreu. Tras reivindicar "la dignidad" del trabajo de los empleados públicos, concluyeron la asamblea con un cántico: "Hace falta ya una huelga general...".

"No hay otra salida"

Después de la asamblea, en la que estuvieron los representantes de CSL-Cipol, UGT, CC. OO., OSTÁ, CSI-CSIF y CGT, todos comentaron que no hay más salida que la huelga. Ignacio Aguar, de UGT, dijo que "es un golpe muy serio a los empleados públicos tras una campaña de linchamiento moral. Se nos quita el salario y se nos tacha de sinvergüenzas. La única solución es la huelga", lamentó Aguar, que criticó que "se pida un sacrificio a los funcionarios que no va a servir para nada porque la política municipal está orientada al despilfarro".

José María Martín de Ynes, de CC. OO., tachó la medida del gobierno de "injusta", mientras que Javier Bernal, de OSTA, dijo que las propuestas del gobierno "están pensadas de cara a la galería". "No hay otra salida más que la huelga. Ahora ya no se puede negociar", declaró. Juan Carlos Coma, de CSI-CSIF, criticó al gobierno municipal por "esperar ansioso el recorte de Zapatero" y rechazó que el ajuste que se va a aplicar a los funcionarios "no vaya aparejada a otros, como las dietas de los consejos de administración o los asesores".

Más información en págs. 32 a 34

Etiquetas