Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

MEDIO AMBIENTE/ARAGÓN

Los sindicatos agrarios cargan contra el estudio de contaminación por nitratos

UAGA y ASAJA creen que el informe de la Confederación Hidrográfica del Ebro es "alarmista" y "criminaliza al sector".

La Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (UAGA-COAG) y la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) expresaron ayer su desacuerdo con el informe de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) sobre contaminación por nitratos de origen agrario. El estudio, publicado ayer por este periódico y que forma parte de los estudios preparatorios del nuevo Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro, vaticina "serios" problemas de calidad de las aguas fluviales a causa, principalmente, de la actividad agraria.

En un comunicado, UAGA solicitó una reunión "urgente" con la CHE para expresar su "preocupación" ante los datos que arroja el documento que prevé "problemas de calidad de las aguas por exceso de sales y nutrientes en los tramos medios y bajos de muchos ríos de la cuenca".

La organización profesional afirmó que la administración "no valora" el esfuerzo que realiza el sector agrario para cumplir con las buenas prácticas y la "multitud de normativas" que existen al respecto como, por ejemplo, la que limita el uso de abonos y purines en determinadas zonas. En su texto, UAGA aseguró que "no solo no se valoran" los esfuerzos del sector sino que, además, "se le criminaliza por la contaminación" y se plantean "nuevas medidas restrictivas".

Por su parte, ASAJA consideró que "no es de recibo acusar a la agricultura de la contaminación de los ríos" y advirtió que "no se puede tolerar el continuo desprestigio" de agricultores y ganaderos. En un comunicado, el presidente de ASAJA Huesca, José Fernando Luna, criticó el alarmismo social generado por esta información y recordó que "los núcleos de población y algunas industrias también generan residuos". La asociación también anunció que solicitará encuentros con los responsables de la CHE para "intentar aclarar los términos de estos documentos".

A pesar del malestar por los datos del estudio, ASAJA mostró su disposición a poner en marcha "todos los mecanismos para trabajar ya en las soluciones de aquellos problemas que puedan derivarse de la actividad del sector primario en la calidad de las aguas de Aragón".

Exceso de sales

El documento de la CHE augura problemas "serios" de calidad de las aguas por una excesiva presencia de sales y nutrientes, en especial de nitratos provenientes de la actividad agraria. Aunque se considera que el estado actual de las aguas superficiales "es satisfactorio en general", se advierte que esa situación puede cambiar si se mantienen las tendencias registradas en cuanto a salinización y contaminación difusa.

La Confederación Hidrográfica del Ebro califica las fuentes difusas de contaminación como la "mayor presión" que hay sobre la cuenca. A diferencia de los vertidos localizados de origen urbano o industrial, ese tipo de contaminación se debe, esencialmente, a actividades agropecuarias.

Los nitratos y otros nutrientes similares son el origen más habitual de este tipo de contaminación, aunque también es importante el uso de sustancias como los plaguicidas.

Etiquetas