Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EN DEFENSA DE SU CONSTRUCCIÓN

Los regantes se manifestarán el 9 de abril por el embalse de Biscarrués

Riegos del Alto Aragón decidió movilizarse si el Ministerio de Medio Ambiente no aprobaba la declaración de impacto ambiental del embalse, cuya ejecución consideran vital.

La Junta de Gobierno de Riegos del Alto Aragón ha decidido convocar una manifestación el 9 de abril en defensa del embalse de Bicarrués (Huesca), cuyo proyecto de construcción está pendiente de la declaración de impacto ambiental.

La convocatoria de la manifestación se decidió el pasado viernes, aunque hasta la comunidad de regantes, la más importante de Aragón, con una superficie de influencia en torno a los 2.500 kilómetros cuadrados, no la ha hecho pública hasta este lunes

En un comunicado, los regantes señalan que la convocatoria de la movilización se hace ante «la importante demora de tramitación» de la declaración de impacto ambiental de la obra y en la tramitación del proyecto por parte del Ministerio de Medio Rural y Marino (MARM).

Riegos del Alto Aragón espera que la manifestación sea mayoritaria, expresión «de la unidad actual existente entre la casi totalidad de los grupos políticos, instituciones y organizaciones agrarias y sociales en torno a la pronta y necesaria ejecución del embalse de Biscarrués».

Los regantes decidieron movilizarse en su última asamblea general si el Ministerio de Medio Ambiente no aprobaba la declaración de impacto ambiental del embalse, cuya ejecución consideran vital para Riegos del Alto Aragón, un sistema del que dependen unas 25.000 familias.

El detonante de esta situación fue la divulgación de dos informes del Centro de Técnicas Aplicadas (CEDEX) en los que se denuncia la existencia de carencias medioambientales en el proyecto del embalse, cuya capacidad ya se redujo, para buscar el consenso de todas las partes, de 192 metros cúbicos de capacidad a 35.

El Gobierno de Aragón también reaccionó ante estos informes y exigió al MARM la ejecución del proyecto del embalse, ante su importancia para la regulación del río Gállego.

El consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, remitió un informe al ministerio en el que reiteró la favorable posición del gobierno aragonés a la obra, su importancia para la regulación del río y que fue aprobado por la Comisión del Agua de Aragón en el año 2006, sin ningún voto en contra.

Por su parte, la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, dijo en el Senado que su departamento trabaja «con rigor y con responsabilidad» para hacer realidad «cuanto antes» la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de la construcción del embalse de Biscarrués (Huesca), en el río Gállego.

El Ministerio de Medio Ambiente, dijo, trabaja «con rigor y con responsabilidad» y desde el diálogo con los regantes, alcaldes, el presidente de la comarca de Los Monegros y con el Gobierno de Aragón para resolver este expediente «cuanto antes».

Etiquetas