Despliega el menú
Aragón

VIVIENDA-ARAGÓN

Los propietarios de vivienda usada reducen sus precios hasta un 20%

La demora en las ventas obliga a reajustar a la baja los pisos de segunda mano. El Observatorio Inmobiliario de Aragón advierte de la "contracción" en la demanda y no prevé una recuperación a corto plazo.

Llegan las rebajas al sector inmobiliario. Los propietarios de pisos han tenido que rendirse, finalmente, a la realidad y comenzar a reducir sus precios para intentar venderlos. Muchas inmobiliarias de la capital aragonesa lucen ya en sus escaparates carteles-reclamo en los que se anuncian importantes descuentos, con los importes que se solicitaban hace meses por las viviendas y los de ahora. Según reconocen en el sector, se están produciendo ya bajadas de hasta un 15 o un 20% en los precios reclamados por los particulares.

La demora en los plazos de venta -ahora cuesta en torno a un año vender un piso de segunda mano, hasta cuatro veces más de lo que era antes habitual- ha terminado por convencer a los dueños de las viviendas usadas. "Llevábamos mucho tiempo advirtiendo de que se estaban hinchando exageradamente los precios", explica el presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, José Manuel Vallés, "y parece que, por fin, los dueños han empezado a entrar en razón".

Vallés augura que las "importantes caídas constatadas" en estos primeros meses, que llegan hasta el 20% en algunos casos, continuarán en los próximos, hasta adecuar el mercado a "los precios reales". Solo así, considera el presidente de los intermediarios, podrá reactivarse el mercado y conseguir que el consumidor vuelva a animarse. Pese a todo, las previsiones hablan de pocas ventas y no se espera una recuperación, como pronto, hasta 2009.

Este fenómeno de rebajas en los precios no se da solo en Aragón. De hecho, en torno a ocho de cada diez vendedores tuvieron ya que negociar el año pasado en España a la baja para poder colocar sus inmuebles, según datos que maneja el colectivo.

Sobre el parón de operaciones, Vallés habla de "parálisis casi total". Y a falta de datos propios de estos tres primeros meses, remite al Observatorio Inmobiliario de Aragón, elaborado por los Servicios de Estudios de Ibercaja y CAI. Según este informe, la demanda de vivienda experimentó de nuevo en la Comunidad "una considerable contracción" en los últimos seis meses de 2007, "más intensa" de lo esperado y que "ha superado las previsiones" de los expertos.

De hecho, según los últimos datos -del tercer trimestre- el número de transacciones ha caído un 16,7%. Los expertos que elaboran el Observatorio advierten además del "fuerte incremento del plazo de venta y del stock de vivienda, que prácticamente alcanza el máximo nivel posible tanto en vivienda usada como nueva". Sobre los precios de los pisos de segunda mano, el Observatorio constata la "intensificación" de la caída y no prevé una recuperación a corto plazo.

Junto a la reducción en los precios para adecuarlos al nivel real, Vallés apunta también a las entidades financieras para reactivar el mercado. Les responsabiliza directamente del parón en las operaciones por la dificultad existente para encontrar financiación. "Han cerrado completamente el grifo y obtener una hipoteca es muy complicado", afirma. No obstante, reconoce que anteriormente se estaba dando "manga ancha" y aceptando tasaciones muy por encima del valor real de los pisos.

Pese al parón en las operaciones, el presidente de los agentes de la propiedad inmobiliaria considera que el sector no está en grave peligro. Estima que "los profesionales aguantarán", si bien cerrarán "las tiendas de oportunidades", esto es, aquellas inmobiliarias, no especialistas, que surgieron al calor de la bonanza de años atrás.

Etiquetas