Despliega el menú
Aragón

VIVIENDA-ARAGÓN

Los promotores quieren poder vender como VPO los pisos libres sin salida

El sector pide a la DGA que aplique en Aragón la medida, incluida en el plan estatal, y que afectaría a viviendas de más de un año. El colectivo insiste en reclamar nuevas subidas para el mercado protegido y equiparar así los precios con los de otras capitales.

Cada vez cuesta más vender un piso. Las nuevas promociones pueden tardar hasta veinte meses en comercializarse. Y la situación comienza a ser tan preocupante que los promotores han emprendido conversaciones con el Gobierno de Aragón para que les permita vender como protegidas aquellas viviendas que, pasado un año desde su construcción, no han encontrado salida en el mercado libre.

Según explicó ayer el presidente de la Asociación de Promotores y Constructores, José Luis Roca, la medida fue incluida el pasado mes de enero en el Plan Estatal de Vivienda 2005-2008. Y solo haría falta que el Ejecutivo aragonés previera esta posibilidad en el plan autonómico a través de un decreto.

Otras regiones, como Cataluña o la Comunidad Valenciana, ya han redactado sus propias normas para dar cabida a esta solución, que podría ayudar a reactivar el mercado, y están a punto de aprobarlas. Otro gobierno autonómico, como el madrileño, también está en conversaciones con los promotores-constructores.

Aunque la asociación aragonesa no se atrevió ayer a cuantificar las viviendas en stock existentes en la Comunidad (que otras fuentes como el Instituto de Práctica Empresarial cifran en 20.000, sumando eso sí también los pisos usados), Roca sí reconoció que existe un "problema". "De no ser así, ni siquiera se hubiera planteado por el Ministerio de Vivienda la medida, ni nosotros la estaríamos defendiendo para Aragón", señaló.

Roca explicó que con esta solución, que supondría un "ajuste del mercado vía precio", se ayudaría al sector en un momento delicado, al tiempo que también se beneficiaría a los posibles adquirientes, poniendo en el mercado viviendas a precios "más razonables". Según avanzó el máximo responsable de los promotores aragoneses, el importe sería similar al de la vivienda de precio tasado. Esto es, sería ligeramente superior a los precios de la VPO y podría rondar, en nuestra Comunidad, los 155.000 euros para un piso tipo.

El procedimiento sería el siguiente. Aquellos promotores que, transcurrido un año, no hubieran conseguido vender sus pisos podrían solicitar a la Administración la calificación de estos como protegidos para venderlos así a un precio tasado en el mercado de VPO.

Además del precio, los ciudadanos que se hicieran con ellos tendrían otra ventaja. Al tener la consideración de pisos protegidos usados, los ciudadanos podrían comprarlos a través de los créditos subvencionados para la vivienda protegida, esto es, a un tipo de interés del 5,09% para este año 2008. Otras Comunidades, tal y como afirmó el presidente de los promotores, se están planteando incluso articular algunas ayudas para los compradores de esta nueva tipología de viviendas.

Roca auguró que pronto comenzarán a verse anuncios de grandes promotores y constructoras , "como Sacyr-Vallehermoso. Urbis, Fadesa o Metrovacesa", publicitando estas nuevas viviendas en Comunidades vecinas. No obstante, reconoció que en Aragón las conversaciones con el Ejecutivo autonómico están aún en una fase incipiente y no sabe en qué derivarán.

Junto a este frente, los promotores negocian también desde hace meses con los responsables de Vivienda de la DGA una nueva subida del precio de la VPO. Su deseo es poder llegar a un acuerdo con el Ejecutivo antes del verano, con la intención de que los nuevos parámetros se puedan aplicar en las promociones futuras de Arcosur, donde hay previstas 21.000 viviendas, 12.000 de ellas protegidas.

El Gobierno aragonés ya subió en enero un 4,1% el precio de los módulos para adaptar el Plan Aragonés de Vivienda 2005-2009 al estatal. Pero los promotores recuerdan que, sin tocar el módulo, la DGA "tiene capacidad para aumentar los coeficientes y situar a Zaragoza al mismo nivel del resto de capitales españolas". Según sus datos, una VPO en la capital aragonesa alcanza un precio de unos 140.000 euros más IVA, lejos de los 170.000 de Valencia o los 160.000 de Tarragona o Castellón. Incluso en otros municipios de menor tamaño, como Getafe (Madrid) o Burriana (Castellón) los precios son mayores.

Aunque alcanzar esos importes sería su máxima, están dispuestos a buscar un consenso. No obstante, recuerdan que los márgenes están muy ajustados y si se quiere hacer de la VPO el relevo a la vivienda libre hay que hacerla "atractiva" y "tratar con cariño" los precios para que puedan desembarcar empresas no especialistas. Para Roca, la Administración debe considerar qué prefiere, "que se construyan 15.000 pisos a un precio un poco más caro o 1.000 más baratas".

Etiquetas