Aragón
Suscríbete

ELECCIONES AUTONÓMICAS Y MUNICIPALES

Los partidos inician la lucha interna por los puestos de salida en las listas

Las formaciones políticas despejarán las dudas que quedan sobre los cabezas de lista, pero sobre todo por los puestos con opciones de elección, a partir de septiembre y octubre. Las guerras están abiertas.

La guerra interna en los partidos políticos para el control de las listas electorales de las municipales y autonómicas acaba de empezar. Y la tregua no va a durar ni tres semanas. Una cosa son los cabezas de lista a las principales instituciones, y eso que no todos lo tienen claro. El PSOE tiene en el aire el relevo de Iglesias -aunque sea segura Eva Almunia- y la Alcaldía de Huesca -Luis Felipe o Alberto Larraz-, mientras que el PP no ha resuelto la de Zaragoza ni la de Teruel -Dolores Serrat y Emma Buj, respectivamente,- son ejemplos, porque la batalla interna en da formación está en el control de las candidaturas.

Es decir, en los puestos de salida a las Cortes de Aragón por cada provincia y en los principales ayuntamientos de la Comunidad. Del resultado depende controlar internamente un partido: tener el poder orgánico. Y eso es vital en la victoria o en la derrota para 'colocar' a los afines y mandar sobre recursos y personas. Más claramente, tras la consulta electoral se celebrarán, entre 2011 y 2012, los congresos regionales de todos los partidos. Y ahí empieza la verdadera lucha por el poder.

Por si alguien tenía dudas, lo dejó claro el secretario general del PSOE-Zaragoza, Javier Lambán (que se plantea ser el número dos y que Carlos Pérez sea el cuatro a las Cortes), quien tras asumir el relevo de Iglesias, pero criticó el procedimiento y apuntó a que todavía nadie "ha presentado a Almunia en los órganos del partido como candidata". También está en el aire el futuro del presidente de las Cortes, Francisco Pina, y en menor medida del consejero de Presidencia, Javier Velasco, del portavoz parlamentario, Jesús Miguel Franco, del consejero Alfonso Vicente, la portavoz municipal turolense, Lucia Gómez o el portavoz adjunto de las Cortes, Carlos Tomás, entre otros. Así que no hace falta preguntar por el resto.

Situación similar hay en el PP-Aragón, donde Luisa Fernanda Rudi trata de minimizar las pugnas para copar las listas entre Rosa Plantagenet, Eloy Suárez, Dolores Serrat, Luis María Beamonte (secretario provincial), Emma Buj, Manuel Blasco, Carmen Pobo, Ángel Pintado, Antonio Torres y un entorno de ex cargos públicos que intentan colocar a sus allegados en los ayuntamientos y en las Cortes. Y a eso hay que añadir las batallas por estar a la cabeza de obtener las presidencias de las diputaciones provinciales, en el supuesto de que hubiera pacto con los aragonesistas, como pasa en Teruel entre Pobo y Blasco. También están en el ajo más de la mitad de los actuales parlamentarios autonómicos, estén o no en la Mesa de la Cámara, como Miguel Ángel Lafuente o Ana Grande. Y no está cerrado, pero casi, que sigan o tengan salida ex dirigentes como Gustavo Alcalde, Ricardo Canals, Antonio Suárez, aunque son fijos en algunas de las listas. De hecho mucho más que la mayoría de los concejales actuales, que salvo en tres casos, están dudosos.

El PAR tiene sus problemas en todos los frentes. En las listas autonómicas, dando por cerrado que Biel irá por Zaragoza, queda por definir dónde irán Alfredo Boné, Javier Allué, Rogelio Silva e incluso Arturo Aliaga, posible candidato al Ayuntamiento de Zaragoza en detrimento de Manuel Lorenzo Blasco y de Elena Allué. Tampoco tiene resueltas sus apuestas por Teruel, donde Miguel Ferrer se puede quedar solo para el Ayuntamiento y perder el escaño autonómico, ni por Huesca, donde los enfrentamientos entre los sectores del partido ganan en intensidad. Lo suficiente como para que Aliaga tenga problemas para repetir al Parlamento por la provincia oscense.

Ya veremos qué pasa con la candidatura zaragozana y la continuidad o no y la incorporación de María Herrero, Teresa Perales o el futuro de Elena Allué. Eso sin contar los segundos niveles que se quedan sin sitio y con un futuro incierto.

Otros que tiene el marrón sin resolver son los responsables de CHA. Nieves Ibeas será la candidata a la presidencia de Aragón, Juan Martín a la Alcaldía de Zaragoza y Luis Gállego a la de Huesca. No repiten los históricos. Y sin resolver, el futuro político de: Antonio Gaspar, Chesús Bernal, Bizén Fuster, Chesús Yuste y Carmen Gallego. Y el resto, ya veremos. Un otoño movido en las tres provincias.

IU-Aragón lo tiene cerrado. Adolfo Barrena para la DGA, José Manuel Alonso en Zaragoza, Pilar Novales en Huesca y José María Martínez en Teruel. Y sin problemas para elegir segundos.

Etiquetas