Aragón
Suscríbete

MOLESTIAS

Los nuevos juzgados de Teruel, con ventiladores

Los funcionarios se quejan del calor y del ruido "infernal" que producen los aparatos.

Máquinas portátiles de aire acondicionado -también conocidas como 'pingüinos'-, ventiladores o nada. Estas son las tres opciones que tienen la mayor parte de los funcionarios del palacio de Justicia de Teruel para combatir las altas temperaturas que reinan estos días en la capital turolense y que han llegado a superar los 35 grados hacia el mediodía.

El edificio fue ampliado y remodelado este mismo año, pero solo se instaló climatización en dos de las siete plantas que tiene. Pese a las reiteradas denuncias de los trabajadores mientras se realizaban las obras, la Administración no varió su plan y dejó sin refrigeración la mayor parte del inmueble.

Ayer, las quejas de los empleados eran generales. En la Oficina de Atención a la Víctima y en el servicio de Informática -en la última planta- hay 'pingüinos', pero solo los ponen en funcionamiento un rato, el más caluroso, porque el zumbido que emiten "es infernal y no nos oímos de unos a otros", afirmó un trabajador.

Ni en la Fiscalía de la Audiencia, ni la sala de espera de la Fiscalía de Menores ni en el despacho del Equipo Técnico disponen de aparato alguno para bajar las temperaturas. En la Secretaría funciona uno de esos ruidosos 'pingüinos' mientras que en los despachos de los fiscales hay ventiladores convencionales. "Habiéndose hecho obras recientemente, no se explica cómo han dejado el edificio así, con estas condiciones tan negativas para el desarrollo del trabajo", indicaron fuentes judiciales.

"Es insoportable"

El portavoz sindical de los trabajadores del palacio de Justicia por el CSIF, Antonio Salvador, calificó la situación de "insoportable" y reclamó una vez más la climatización "integral" del edificio. "La temperatura en el interior de los despachos que más sol reciben no baja de 26 grados. Los ventiladores no son la solución", dijo.

Etiquetas