Aragón

CAMBIOS EN LA DGA

Los nuevos consejeros asumen el reto de ayudar a salir de crisis y crear empleo

Luisa Fernanda Rudi, les ha pedido a los tres, en el acto de posesión, que dediquen a su tarea la misma dedicación y esfuerzo que sus antecesores para contribuir a hacer de Aragón "la Comunidad más creíble de España".

Aliaga trabajará para apoyar la llegada de inversiones que generen empleo
OLIVER DUCH

Los tres nuevos consejeros del Gobierno de Aragón (Hacienda y Administración Pública; Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, e Industria e Innovación) han tomado este martes posesión con el reto común de contribuir con sus políticas a salir de la crisis y, sobre todo a crear empleo.

La presidenta del Gobierno aragonés, Luisa Fernanda Rudi, les ha pedido a los tres, en el acto de posesión, que dediquen a su tarea la misma dedicación y esfuerzo que sus antecesores para contribuir a hacer de Aragón "la Comunidad más creíble de España".

Rudi ha presidido el acto oficial de toma de posesión de José Luis Saz Casado como consejero de Hacienda y Administración Pública; de Modesto Lobón Sobrino como consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente y del aragonesista Arturo Aliaga López como consejero de Industria e Innovación.

Saz sustituye a Mario Garcés, que ha sido nombrado subsecretario del Ministerio de Fomento, y Lobón pasa del Departamento de Innovación y Nuevas Tecnologías, que desaparece, a la consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, cuyo anterior titular, Federico García López se ha visto obligado a dimitir por cuestiones de salud.

Mientras, Arturo Aliaga, secretario general del PAR, ha sido designado titular de la nueva consejería de Industria e Innovación, y asume las competencias que antes tenía Lobón y parte de las que aglutinaba la consejería de Economía de Francisco Bono en lo relativo a Industria y Comercio.

Gobierno de coalición

Rudi ha destacado que con la entrada de un miembro del Partido Aragonés (PAR) en el gabinete el Gobierno pasa de ser monocolor a ser de coalición, en lo que supone "un paso más" en el pacto de gobernabilidad firmado por populares y aragonesistas tras las elecciones autonómicas de mayo de 2011.

El PAR decidió en su último Congreso no formar parte del Gobierno autonómico con menos de ocho diputados en el Parlamento, pero Aliaga, preguntado por los motivos que han llevado a ignorar este mandato, ha dicho que ahora la situación económica es diferente y que el Partido Aragonés puede reforzar al gobierno para recuperar la senda del crecimiento y el empleo.

La "gente del PAR", ha agregado, está "convencida" de que hay que participar y un partido "serio" y "con responsabilidad" tiene que "mojarse y arrimar el hombro al tajo" para sacar a Aragón de la situación en la que está.

La presidenta, por otro lado, ha hecho varias referencias a la crisis económica y de confianza y credibilidad que vive Aragón y ha considerado que es "imprescindible" que la Comunidad sea "creíble" en los entornos económicos y financieros españoles y también extranjeros.

Y esta credibilidad no se puede generar, ha añadido, "sin ordenar primero la propia casa", esfuerzo en el que se ha centrado estos meses el Gobierno y en el que según ha dicho van a seguir trabajando los nuevos y los antiguos consejeros.

Una labor continuista

El nuevo consejero de Hacienda y Administración Pública, José Luis Saz, ha dicho tras prometer su cargo que su labor al frente del departamento será "continuista" con la de su antecesor y que uno de sus objetivos será que la función pública "funcione de manera eficiente y eficaz en sus prestaciones".

Hay algunos proyectos que no se han podido empezar, ha recordado, como la ley de subvenciones, que va a impulsar.

También ha considerado "importantísima" el área de la Administración Pública, porque él, funcionario de carrera, tiene "fe ciega" en los trabajadores de la Comunidad Autónoma, que son "grandes servidores de la administración" y por eso va a intentar "que todo el mundo esté contento".

Por su parte, el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Modesto Lobón, tiene como principal objetivo en su nueva responsabilidad elevar la "categoría política" de su departamento y colocarlo en el "ránking de las mayores preocupaciones" del Gobierno.

Su primera acción en este sentido va a ser, este mismo martes, ponerse en contacto con todos los representantes del sector, con los que piensa contar "de forma permanente" para elaborar los planteamientos de futuro.

Y Arturo Aliaga, como consejero de Industria e Innovación, trabajará para apoyar a las industrias y el comercio aragonés, pero sobre todo para captar nuevas inversiones que generen empleo en la Comunidad Autónoma.

Su objetivo es tratar de atraer más inversiones, llenar de empresas los parques tecnológicos, apoyar a las empresas aragonesas que inviertan y que innoven y, en definitiva, "que la Administración esté al servicio de los administrados y de la creación de empleo".

Además, Francisco Bono, sobre sus nuevas competencias, ha reconocido que asume una "complicada", que es la reorganización de todo el aparato de empresas públicas, un reto "muy bonito" pero "difícil" al que él y su equipo van a dedicar buena parte de su tiempo.

En el proceso de reordenación, ha dicho, hay ventas, fusiones, absorciones y gestiones en común, y todo hay que hacerlo "sin prisa pero sin pausa".

Etiquetas