Despliega el menú
Aragón

MEMORIA

Los nazis de Mauthausen se escapan del juicio

Estados Unidos ha remitido un informe médico de dos nazis procesados por la Audiencia Nacional asegurando que padecen demencia senil, lo que dificulta el juicio del caso de Mautahusen. La Fiscalía sostiene que puede interrogar a Ivan Demjanjuk, juzgado en Múnich.

El superviviente aragonés de Mauthausen, Jesús Tello, al declarar en la Audiencia Nacional en 2009.
Los nazis de Mauthausen se escapan del juicio
EFE

Jesús Tello no podrá mirar a los ojos a los oficiales SS que le daban palizas en Mauthausen y mataron a golpes a su padre, como a otros 5.000 españoles. El aragonés, que 'recuperó' su infancia en Épila durante el reciente homenaje que dio el Gobierno aragonés a los supervivientes, declaró hace un año ante el juez Ismael Moreno de la Audiencia Nacional. Pero no tuvo la oportunidad de explayarse sobre las condiciones inhumanas en las que resistió cinco años (1940-1945).

El juicio hubiera sido su oportunidad, pero los dos nazis procesados en España y detenidos en Estados Unidos, pendientes de una extradición o entrega, no se sentarán en el banquillo por motivos de salud. Esa es la paradoja del Estado de Derecho: los nazis son protegidos por la Justicia que ellos conculcaron y pisotearon.

La Audiencia Nacional ha pisado los talones a los nazis que estuvieron en el campo de concentración de Mauthausen, donde estuvieron 1.011 aragoneses, pero ya son tres los que se van a escapar de la vista oral. El Gobierno de Estados Unidos acaba de remitir un informe médico sobre Johann Leprich y Anton Tittjung, que sufren demencia senil, y todo apunta a que no van a ser entregados a España para ser juzgados.

De momento, el informe médico de los dos nazis está siendo revisado por los forenses del juzgado de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional para cotejar los síntomas de demencia senil y alzheimer que sufren los oficiales de las SS y alegaron sus abogados a la Fiscalía de Estados Unidos para eludir su entrega a España.

Uno muerto y otro en Munich

El año pasado murió Josias Kumpf, otro nazi detenido en Estados Unidos y que fue deportado a Austria, su país natal, donde falleció después de haber sido procesado por crímenes contra la humanidad en la Audiencia Nacional. Solo queda el cuarto oficial de las SS, Ivan Demjanjuk, conocido como 'Iván el Terrible', que está siendo juzgado en Munich (Alemania). Pero la Fiscalía pretende interrogarlo y convencer al juez Ismael Moreno de su procesamiento por su participación en las atrocidades del campo.

La imagen de la llegada al juicio en Múnich de Iván el Terrible (un ucraniano de 89 años), utilizando primero una ambulancia y luego una silla de ruedas, dio la vuelta al mundo en mayo de 2009.

Demjanjuk está acusado en Alemania del asesinato de 29.000 personas en el campo de concentración de Sobibor(Polonia), de los cuales 1.900 eran alemanes. La oficina de investigación de crímenes nazis bavara presentó un informe con pruebas como su carné de oficial de las SS. Pero su delicado estado de salud ha provocado que se suspenda varias veces el juicio.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional no quiere que el aliento de la Justicia deje de estar detrás de los oficiales de las SS de Mauthausen y busca enviar una comisión rogatoria para interrogar al acusado en Múnich. Aún así, Iván el Terrible fue absuelto en 1982 por el Tribunal Supremo de Israel, ante las dudas surgidas, y después de ser condenado a muerte.

Crímenes contra la humanidad

El juez Ismael Moreno ha pedido un informe a la Audiencia de Munich para conocer los delitos de los que se le acusa allí, para comprobar que no chocan con la imputación de Mauthausen en España que son crímenes contra la humanidad y lesa majestad.

Goyo Dionis, director del grupo Nizkor, de la acusación particular, considera que si Estados Unidos no entrega a España los dos nazis que detuvo, "el caso no está perdido si se sigue con Demianuk", aunque primero habría que interrogarlo y esperar a ver si el juez decide procesarlo.

De cualquier modo, Dionis destaca que la Audiencia Nacional sería el primer tribunal que los juzgara por crímenes de la humanidad, y explica que cuando España se mostró competente para abrir este caso despertó otra docena de sumarios abiertos en Estados Unidos respecto a otros nazis reclamados por países europeos.

Etiquetas